Recorrido de navegación

Los derechos fundamentales, en el centro de las políticas europeas - 16/04/2012

La diosa de la justicia y la bandera de la UE © UE

Pese a algunos malentendidos, los derechos fundamentales ocupan un lugar cada vez más destacado en la legislación de la UE.

La Carta de Derechos Fundamentales de la UE English —vigente y de obligado cumplimiento en toda la Unión desde hace más de dos años— protege, entre otros derechos, la libertad de expresión, la dignidad, la igualdad y la justicia.

Cualquiera que considere que una norma europea vulnera sus derechos puede apelar a los tribunales nacionales o a un defensor del pueblo. Y si su respuesta no le convence, aún puede recurrir a la Comisión Europea.

La Comisión no solo es responsable de garantizar que al aplicar la normativa europea los países miembros respeten los derechos fundamentales, sino de que también los respeten sus propias propuestas legislativas.

El Ejecutivo europeo publica cada año un informe en el que detalla hasta qué punto la Carta se respeta en toda la Unión. Según su edición de 2011 English , las propuestas de la UE han aumentado la protección de una serie de derechos. Por ejemplo, en lugar de pasar por un escáner, ahora los viajeros pueden optar por someterse a otro tipo de controles en los aeropuertos de la Unión.

La Carta también influye cada vez más en las resoluciones judiciales. Por ejemplo, en 2011 se citó en un fallo que sentaba jurisprudencia sobre el derecho a protección de los solicitantes de asilo frente a tratos inhumanos o degradantes, y en otro que declaraba discriminatorio imponer primas de seguro diferentes para hombres y mujeres.

Pero, pese al evidente éxito jurídico de la Carta, entre los ciudadanos de la UE sigue habiendo cierta confusión en torno a su objetivos y su campo de aplicación. Más de la mitad de las reclamaciones que recibió la Comisión en 2011 se referían a cuestiones que quedan fuera de las competencias de la UE.

Bien es cierto que hoy más ciudadanos saben que existe la Carta que en 2007 (64% frente a 48%, según un Flash Eurobarómetro Englishfrançais ), pero a un 65% le gustaría tener más claro a quién tiene que dirigirse si se violan sus derechos fundamentales.

Para que la Comisión intervenga no basta sospechar que se vulneran en algún lugar de Europa: solo puede hacerlo si eso ocurre cuando las administraciones nacionales aplican normas de la UE.

Más sobre los derechos fundamentales

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles