Recorrido de navegación

Equilibrio entre intimidad y seguridad - 03/02/2011

Vista del cielo con estelas entrecruzadas de aviones a reacción © UE

Propuesta de la UE para permitir el uso controlado de los datos de los pasajeros internacionales en la lucha contra el terrorismo y la delincuencia.

Los datos personales que las compañías aéreas obtienen de los pasajeros pueden proporcionar a los cuerpos y fuerzas de seguridad una información de gran valor para combatir el terrorismo y otras formas graves de delincuencia.

Mejorar la seguridad...

Dentro de su estrategia para mejorar la seguridad en Europa, la UE ha propuesto una serie de normas comunes English para la transferencia, utilización, almacenamiento y protección de los datos de los pasajeros embarcados en vuelos internacionales con origen o destino en un Estado de la UE.

La mayor parte de los Estados de la UE recopilan y utilizan ya de alguna manera los datos de los pasajeros para fines policiales, pero muy pocos lo hacen sistemáticamente. Un planteamiento unificado permitiría colmar posibles brechas de seguridad y mejorar la protección de los datos. Además, aumentaría la certidumbre de compañías y pasajeros en cuanto a la normativa aplicable.

Las compañías estarían obligadas a remitir la información a una unidad especial del Estado miembro de la UE de origen o destino. Estas unidades solo podrían hacer uso de los datos para perseguir y enjuiciar a terroristas y otros autores de delitos graves, como el tráfico de drogas o de seres humanos. Los cuerpos y fuerzas de seguridad también podrían utilizarlos para coordinar sus investigaciones con otros países.

... y proteger los datos personales

Los registros de nombres de los pasajeros que se conservan en los sistemas electrónicos de reservas de las compañías aéreas contienen información diversa como fechas de viaje, itinerarios, datos de contacto, números de tarjetas de crédito, números de asiento, equipajes facturados, etc.

Las normas propuestas especifican qué datos se podrían transferir y procesar. Los pasajeros tendrían el derecho de acceder a sus datos, rectificarlos y eliminarlos. También tendrían el derecho de reclamar una indemnización e iniciar acciones legales en caso de violación de estas normas.

Las unidades gestoras de los datos solo podrían conservarlos durante un periodo de tiempo limitado: pasado un mes, se eliminaría la identidad del pasajero con el fin de hacerlos anónimos y a los cinco años toda la información sería borrada. El cumplimiento de estas normas estaría bajo la supervisión de una autoridad de protección de datos independiente.

Próximos pasos

Se necesitarán unos dos años para que el Consejo y el Parlamento adopten las nuevas normas, que posteriormente entrarán en vigor. Más adelante, se estudiarán medidas similares para los vuelos entre países de la UE.

Más sobre seguridad y justicia en la UE English

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles