Recorrido de navegación

Proteger a los activistas pro derechos humanos - 07/10/2008

Declaración de los Derechos Humanos enrollada y sujeta con una cinta roja

La UE celebra la Declaración de los derechos humanos de la ONU con un tributo a los disidentes.

La periodista tunecina Souhayr Belhassen English lleva más de tres décadas luchando por la defensa de los derechos humanos. Durante estos años, ha sido repetidamente agredida por policías de paisano. Ha visto intervenido su teléfono, interceptado su correo, cerrado su semanario. En cierto momento se vio incluso desterrada de su país.

Horrores como los que ella ha vivido no son infrecuentes. En todo el mundo hay disidentes que se exponen a grandes riesgos para denunciar violaciones de los derechos humanos. En muchos casos, lo pagan con sus vidas.

Para conmemorar el 60º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos English , la UE quiere rendir homenaje a los defensores de los derechos humanos de todo el mundo. Belhassen, que ahora preside la Federación Internacional de los Derechos Humanos, figura entre los 27 activistas eminentes invitados a la conferencia English celebrada en el Parlamento Europeo los días 7 y 8 de octubre. Si la mayoría de los europeos han oído hablar de la Declaración Universal, pocos saben quizás que en 2008 se celebra también el aniversario de otro hito, la Declaración de las Naciones Unidas sobre los defensores de los derechos humanos English , adoptada en 1998. Este documento reconoce la importancia y legitimidad del trabajo desarrollado por los activistas pro derechos humanos, así como la necesidad de ofrecerles mayor protección. La UE siguió el ejemplo en 2004 al publicar un conjunto de directrices English que invita a sus países miembros a implicarse más en la protección de los activistas en peligro.

El mundo aún estaba conmocionado por los horrores de la Segunda Guerra Mundial cuando se firmó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el 10 de diciembre de 1948. Por primera vez en la historia, las naciones se reunían para ponerse de acuerdo sobre principios fundamentales como la justicia, la igualdad y los derechos para todos.

Aclamada de inmediato como un triunfo, la Declaración unía a regímenes políticos, sistemas religiosos y tradiciones culturales muy diversos o incluso en conflicto. Seis décadas después constituye el cimiento de la legislación sobre derechos humanos y sirve de modelo para numerosos tratados y declaraciones como, por ejemplo, el Convenio Europeo de Derechos Humanos (1950) y la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (2000). A pesar de que muchas veces no se respeta el carácter universal de los derechos humanos, todos los países han aceptado la Declaración y algunos la han incorporado en su Constitución y en su ordenamiento jurídico.

Vea la conferencia de Bruselas en directo (7 de octubre, 9.00 – 18.30)

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles