Recorrido de navegación

La UE quiere responder más deprisa a las catástrofes dentro y fuera de su territorio - 26/10/2010

Población local y personal de ayuda humanitaria © UE/ECHO/Malini Morzaria

Ante situaciones de emergencia cuyo número y gravedad no dejan de aumentar en todo el mundo, las buenas intenciones deben dar paso a una acción rápida y eficaz que salve vidas y acelere la recuperación.

Las últimas catástrofes han demostrado que, aunque el mecanismo europeo de respuesta funciona bien, todavía puede mejorar. De ahí la nueva estrategia English europea, que pretende subsanar deficiencias y aprovechar al máximo los recursos de los 27.

A lo largo de los últimos 20 años, el cambio climático, el crecimiento de la población y el auge de la actividad industrial han aumentado el número de catástrofes registradas anualmente. Y todo apunta a que la tendencia va a mantenerse.

En situaciones de crisis, el Centro de Control e Información (CCI) English es el canal de comunicación y coordinación que ofrece la UE para que los países reciban ayuda garantizando que los recursos y competencias que se les destinen sean los adecuados dadas sus necesidades.

Sin embargo, hasta ahora esta respuesta se basaba en ofertas de ayuda de cada país miembro al producirse la catástrofe. La nueva estrategia quiere en cambio garantizar que en todo momento haya equipos de emergencia listos para intervenir y dotados con materiales tales como hospitales de campaña y aviones de lucha contra incendios forestales. Se trata de abreviar la espera para los afectados en el país o región víctimas de una catástrofe.

La estrategia combina además los recursos de protección civil de la UE con su mecanismo de ayuda internacional y permite una respuesta más coordinada. El Centro Europeo de Reacción Urgente trabajará en estrecho contacto con organizaciones internacionales tales como Naciones Unidas, Cruz Roja y las ONG.

Según un sondeo English realizado en toda la UE, el 80% de los ciudadanos cree que la Unión debe acudir en auxilio de las poblaciones en caso de catástrofe. De ahí que la estrategia también tenga entre sus objetivos lograr que el ciudadano medio esté al corriente de la labor europea en situaciones de emergencia, ya sean de origen natural o humano y ocurran dentro o fuera de nuestro continente.

Este año, los países miembros colaboraron en el envío de asistencia médica y refugios a las víctimas de las inundaciones en Pakistán. En la propia UE, Portugal solicitó equipos para luchar contra los incendios forestales. Y más recientemente, un equipo de expertos asesoró a Hungría sobre el modo de sanear las tierras y ríos afectados por un vertido de lodo tóxico.

Más sobre ayuda humanitaria y protección civil Englishfrançais

Más sobre la respuesta de la UE en caso de catástrofe English

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles