Recorrido de navegación

Las relaciones entre la UE y sus vecinos, viento en popa - 12/05/2010

 Mapa de la región © UE

Ofrecer ayuda financiera y otros incentivos a la reforma, una estrategia que funciona.

La Política Europea de Vecindad Englishfrançais (PEV) ha reforzado los lazos, y no sólo los comerciales, entre la UE y los países del este y el sur de Europa. Así lo afirma el último balance de esta política, aunque también señala un mayor éxito a la hora de impulsar reformas económicas que cambios democráticos.

Para el Comisario responsable, Štefan Füle, "en el futuro es esencial subir un peldaño en las reformas democráticas y políticas, en las que el progreso ha sido real, pero generalmente más lento".

La PEV se creó en 2004, el mismo año en el que se incorporaron a la Unión 10 países, en su mayoría de Europa central, lo que supuso un desplazamiento de la frontera casi 1.000 km al este y la reunificación europea tras décadas de distancia durante la Guerra Fría. Este acercamiento obedecía a la voluntad de la UE de evitar que aparecieran nuevas líneas divisorias en el continente y garantizar la seguridad y estabilidad de sus fronteras.

La PEV ofrece a los vecinos más próximos del este y del sur, excepto los contemplados en la política de ampliación, la posibilidad de celebrar acuerdos de libre comercio, recibir ayuda financiera y a la seguridad energética y viajar sin visado.

Hoy parece demostrado que este planteamiento basado en los incentivos favorece la cooperación en áreas como comercio, transportes, energía, medio ambiente, investigación y educación. Entre 2004 y 2008, antes del deterioro de la economía mundial, las exportaciones a los países fronterizos aumentaron un 63% y las importaciones llegaron casi a duplicarse.

A la hora de introducir reformas, los vecinos dudan cada vez menos en recurrir a la ayuda financiera de la UE, que ha aumentado un 32% y a la que se destina un presupuesto de 12.000 millones de euros para el periodo 2007-2012.

Pero también han aumentado los contactos interpersonales a ambos lados de la frontera. Ahora es más fácil viajar a la UE desde países como Ucrania y Moldova: en 2008 se emitieron más de 2 millones de visados a ciudadanos de los países vecinos.

Las recientes elecciones en Ucrania, Moldova, Marruecos y Líbano son un espaldarazo a los esfuerzos de la UE por impulsar la democracia y el Estado de Derecho. Pero, según el balance, queda aún mucho por hacer, y en no pocos países la corrupción sigue siendo un problema grave.

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles