Recorrido de navegación

Mapa de la región © CE

La UE lanza un programa para estrechar los lazos con seis países de Europa oriental y el Cáucaso meridional.

La "Asociación Oriental" abre perspectivas para pactos de libre comercio, ayudas financieras, apoyo a la seguridad energética y la supresión de visados de entrada a la UE para Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Georgia, Moldavia y Ucrania. Para Europa, podría significar una mayor estabilidad y seguridad en su flanco oriental.

La región ha atravesado numerosas crisis desde la desaparición de la Unión Soviética y todavía sigue agitada por conflictos sin resolver. En una cumbre celebrada en Praga para lanzar el programa, el Presidente Barroso declaró que la UE tenía un "vital interés" en profundizar las relaciones.

La Asociación añade una dimensión específica a la Política Europea de Vecindad, cuya necesidad imperiosa hicieron patentes el conflicto entre Rusia y Georgia del verano pasado y la controversia del gas entre Rusia y Ucrania en enero. Los recientes disturbios en Moldavia han reavivado la preocupación por la estabilidad en la región.

Los seis países recibirán una mayor asistencia financiera de la UE para facilitar las reformas políticlas y económicas. De materializarse estas reformas se abriría la posibilidad de suscribir acuerdos globales de asociación con la UE, que podrían incluir pactos de libre comercio y acuerdos sobre seguridad energética, algo muy importante para los países de la UE cuyo abastecimiento de petróleo y gas procedente de Rusia transita por esa región.

Estos países, antiguas repúblicas soviéticas, deben hacer frente a grandes retos en relación con la democracia y el Estado de derecho. Gravemente afectados por la recesión, están lejos de completar su transición hacia la economía de mercado.

Además de aportar su experiencia en desarrollo regional, la UE ofrece programas para paliar las disparidades económicas y sociales, y está dispuesta a considerar la apertura de su mercado laboral a los trabajadores de los países asociados. Visitar la Unión sería más fácil para los viajeros si los países nivelaran sus controles fronterizos con los de la UE.

La gestión de fronteras es uno de los cinco ámbitos prioritarios para la ayuda de la UE. Los otros son el apoyo a la pequeña empresa, las conexiones entre las redes eléctricas regionales y los gasoductos y oleoductos desde el Mar Caspio hasta Europa, así como la cooperación en materia de respuesta a catástrofes.

La Comisión añadirá 350 millones de euros más a los recursos inicialmente previstos para 2010-2013. Otros 250 millones ya presupuestados para la región se redirigirán al nuevo programa.

Saber más sobre la Asociación Oriental Englishfrançais de la UE.

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles