Recorrido de navegación

La Unión Europea, donde haga falta - 11/11/2008

Una cooperante del Servicio de Ayuda Humanitaria recaba información de un refugiado iraquí. © CE

La Unión Europea está presente en cualquier lugar del mundo para asistir a las poblaciones desamparadas y, sin embargo, su labor pasa desapercibida en los medios de comunicación y la sociedad.

"Anochecía. En el fragor del combate, un hombre armado nos dijo que teníamos que irnos". Shamiana, una niña afgana, y su familia, tuvieron que huir de su aldea, Qarabagh, situada a 30 km de Kabul. Anduvieron varios días hasta que llegaron a un campo en Pakistán.

El personal enviado por el Servicio de Ayuda Humanitaria (ECHO Englishfrançais ) de la Comisión Europea evaluó rápidamente las necesidades de urgencia de los refugiados, que llegaban en masa, para distribuir la ayuda disponible de la mejor manera posible. Había que proporcionarles cobijo, alimentos, asistencia médica, agua potable y ayuda psicológica, amén de procurar reagrupar las familias.

La rapidez de reacción es la consigna de ECHO, que acaba de desembolsar 4 millones de euros para socorrer a los 250 000 desplazados por los combates en la República Democrática del Congo.

Este año, la Unión Europea ha destinado más de 700 millones de euros Englishfrançais a ayuda humanitaria. Es la mayor donante del mundo, pero su ayuda no es la más visible. Por razones de neutralidad y eficacia, ECHO no interviene directamente, sino que prefiere apoyar económicamente las iniciativas sobre el terreno a través de una red de organizaciones asociadas Englishfrançais .

Cuatro años después, Shamiana y su familia pudieron regresar a su aldea. Su casa estaba en ruinas y el campo sembrado de minas. La Unión Europea les dio ayuda alimentaria y financió las operaciones de desminado. Les facilitó también los medios para reconstruir su casa.

En un contexto mundial en que la ayuda humanitaria depende cada vez más de las fuerzas armadas, no faltan las reticencias acerca de la neutralidad del personal humanitario, que cada día se ve más en el punto de mira de los beligerantes.

Y sin embargo, Isabelle D’Haudt, destinada en Kabul por ECHO, no se desanima. "Esta situación hace que nuestra labor sea cada vez más necesaria. El resultado tiene que ser concreto y a corto plazo. No podemos equivocarnos".

La Unión Europea aporta cada año su ayuda a más de 18 millones de personas, víctimas de conflictos, de catástrofes naturales o de convulsiones climáticas.

También está en la vanguardia de la lucha contra la pobreza en el mundo y, en este contexto, organiza las Jornadas Europeas de Desarrollo Englishfrançais , que se celebrarán del 15 al 17 de noviembre en Estrasburgo.

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles