Recorrido de navegación

Observadores de la UE asisten a los preparativos para la partida de un contingente ruso en una localidad georgiana. © Reporters

La conferencia de donantes envía una clara señal de apoyo a Georgia.

No hace mucho tiempo que la economía de Georgia figuraba entre las que más aprisa crecían de todo el mundo (12% en 2007). Pero el breve pero intenso conflicto con Rusia, en agosto, dio al traste con todo ello al dañar rutas de transporte y redes de servicios fundamentales, reducir viviendas y edificios públicos a escombros y devastar amplias extensiones forestales.

Han transcurrido dos meses y son muchos los inversores extranjeros que han buscado otros horizontes; no quedan turistas, el desempleo es rampante y numerosos georgianos han vaciado de dinero sus cuentas corrientes.

El Banco Mundial calcula que, para recuperarse, Georgia (verdadera pasarela de recursos energéticos a Europa) necesitaría 2 400 millones de euros. La UE ya ha comprometido 500 millones de euros para los tres próximos años. Estados Unidos destinará 757 millones de euros (1 000 millones de dólares), más de la mitad hasta finales de año. La conferencia de donantes English organizada el 22 de octubre por la Unión Europea y el Banco Mundial intenta reunir la suma restante (1 100 millones de euros).

Se ha invitado a cerca de 70 países e instituciones cuya ayuda facilitará la reconstrucción y permitirá al gobierno georgiano satisfacer las necesidades inmediatas de las decenas de miles de personas obligadas a abandonar su domicilio. Muchas aún permanecen en improvisados centros de refugiados.

Pero también hay un objetivo a largo plazo: relanzar la economía de Georgia, objeto de amplias reformas en los últimos años. “Es fundamental que la crisis no distraiga a Georgia de sus esfuerzos de reforma política y económica, que ahora son, si cabe, más importantes aún que antes del conflicto”, señala Benita Ferrero-Waldner, Comisaria de Relaciones Exteriores. La antigua república soviética suele recibir de la UE en torno a 40 millones de euros al año.

Georgia y Rusia siguen manteniendo posturas enfrentadas en torno a Osetia del Sur y Abjazia, provincias secesionistas de Georgia que Rusia reconoce como independientes. Ambas partes celebraron las primeras conversaciones de paz el 15 de octubre en Ginebra, y se espera que en noviembre prosigan las negociaciones bajo los auspicios de intermediarios europeos y de Naciones Unidas.

A principios de mes, las tropas rusas se retiraron de las zonas limítrofes con la regiones separatistas, en cumplimiento del alto el fuego auspiciado por la UE y que será verificado por observadores de ésta. En la zona, sin embargo, permanecen aún miles de efectivos militares rusos.

Más sobre la ayuda europea a Georgia English .

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles