Recorrido de navegación

Un panorama complicado para la segunda Comisión Barroso - 15/02/2010

Foto de familia de la nueva Comisión © UE

Cuando la primera Comisión Barroso inició su mandato, se encontró con una situación económica buena y el desempleo a la baja. Cinco años después, y tras la peor recesión de las últimas décadas, la Comisión Europea 2010-2014 deberá hacer frente a una nueva serie de retos.

Al explicar sus prioridades el pasado otoño, el Presidente Durão Barroso destacó dos: la recuperación económica y la creación de empleo para los millones de personas que habían perdido sus puestos de trabajo durante la recesión. Además, se comprometió a seguir impulsando las reformas financieras necesarias para evitar una nueva crisis.

Por lo que respecta a los objetivos a largo plazo, este año expirará el plan de crecimiento aprobado por la UE para el período 2000-2010 (la llamada "estrategia de Lisboa") y se está elaborando otra nueva que la sustituya. Antes de efectuar una propuesta formal en marzo, el Presidente ya ha dado a conocer un documento de trabajo en el que se establecen las metas para el futuro.

La semana pasada Durão Barroso hizo ante los líderes de la UE una primera presentación de la nueva estrategia "Europa 2020", centrada en el fomento de las industrias con bajas emisiones de carbono, la inversión en investigación y desarrollo, el desarrollo de una economía digital y la modernización de la educación y la formación.

La nueva estrategia pretende reforzar el mercado común y restablecer el control de los déficits presupuestarios nacionales —afirmó Durão Barroso— exhortando a una mayor coordinación de las políticas económicas. En la actualidad, veinte países superan el límite del 3% establecido por la UE para el déficit público.

La nueva Comisión es el primer ejecutivo europeo que ejercerá su mandato bajo el Tratado de Lisboa, concebido para simplificar la toma de decisiones en la UE y resaltar su perfil en los asuntos internacionales. Como guardiana de los Tratados, la nueva Comisión debe garantizar que se cumpla el programa de reformas, tarea nada sencilla ya que los cambios afectan a casi todas las instituciones de la UE, incluida la propia Comisión.

El nuevo equipo incluye un cargo de reciente creación: el de Alta Representante de la UE para Asuntos Exteriores, que Catherine Ashton desempeña junto con el de Vicepresidenta de la Comisión.

El calentamiento del planeta, tema fundamental durante el primer mandato de Durão Barroso, sigue estando entre las prioridades principales, como pone de manifiesto la creación de una nueva cartera de Acción por el Clima. La UE presiona para que se retomen las negociaciones internacionales en el punto donde quedaron interrumpidas en la conferencia de Copenhague.

Pero las novedades no acaban ahí: por primera vez se han creado carteras plenamente dedicadas a los asuntos de interior y a las cuestiones humanitarias. Además, se han remodelado otros cargos.

La segunda Comisión Barroso se reunirá por primera vez esta semana. El nuevo equipo está formado por veintisiete comisarios, uno por país miembro de la UE. Catorce de ellos, incluido el Presidente, fueron miembros del anterior ejecutivo. Su mandato es de cinco años.

Europa 2020: estrategia de crecimiento sostenible DeutschEnglishfrançais

Orientaciones políticas para la próxima Comisión DeutschEnglishfrançaisportuguês

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles