Recorrido de navegación

Tras Eslovenia, la hora de Francia en la Presidencia europea - 03/07/2008

El Presidente Barroso y algunos de los Comisarios europeos con François Fillon, Primer Ministro francés

El rechazo irlandés al Tratado de Lisboa, nuevo desafío para la Presidencia francesa de la UE.

Las estrellas doradas sobre fondo azul de la bandera europea ondeaban en París y la torre Eiffel se engalanó con los colores europeos en el primer día de la Presidencia francesa del Consejo de la Unión Europea.

El Presidente de la Comisión, José Manuel Barroso, se reunió en París con el Presidente francés Nicolas Sarkozy antes de la ceremonia celebrada en el Arco de Triunfo.

Barroso saludó la Presidencia francesa diciendo que "lo que hoy en día hace falta en la UE es coraje político y compromiso, y de eso no le falta al Presidente Sarkozy".

Al tomar el relevo de Eslovenia, el 1 de julio, Francia tenía previsto concentrarse en cuatro grandes temas: energía y cambio climático, pacto sobre inmigración, seguridad y lucha contra el terrorismo y, por último, agricultura.

Pero el voto negativo de Irlanda al Tratado de Lisboa plantea un nuevo reto. Nicolas Sarkozy visitará Irlanda a finales de julio para tomar el pulso personalmente a la opinión pública. En junio los dirigentes de la UE acordaron dar a ese país un plazo de reflexión y estudiar posibles soluciones en la próxima cumbre, prevista en octubre.

Francia también quiere garantizar que la Unión lleve la iniciativa en la lucha contra el cambio climático y, en vísperas de las conversaciones internacionales que al respecto se celebrarán el año próximo, apuesta por un ambicioso conjunto de medidas sobre eficacia energética. 

Francia también impulsa medidas que amortigüen el impacto de la escalada de precios del petróleo y el gas, motivo de descontento en toda la Unión. 

También desea aprovechar la Presidencia para avanzar hacia una política europea común de inmigración y asilo. Sarkozy aboga por estrechar el cerco a la inmigración ilegal a la vez que se facilita el acceso a los trabajadores cualificados y se refuerzan los controles en las fronteras exteriores de la UE.

El Presidente francés es partidario de aumentar la capacidad de respuesta europea ante amenazas a la seguridad dentro y fuera de la Unión mediante fuerzas de reacción rápida, aviones militares de transporte y estructuras de gestión de crisis.

Pero Francia también es una de las principales potencias agrícolas de la Unión y quiere lanzar un debate sobre posible reducciones al apoyo a los agricultores dentro de la Política Agrícola Común danskDeutschελληνικάEnglishfrançaisitalianoNederlandsportuguêssuomisvenska .

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles