Recorrido de navegación

Un contrato de compraventa europeo normalizado para facilitar las compras transfronterizas - 14/10/2011

Dos manos a punto de estrecharse, una de las cuales desde la pantalla de un portátil © iStock/Brian Jackson

Una normativa común de compraventa de carácter facultativo puede facilitar el comercio transfronterizo y reducir costes para las empresas, al tiempo que da a los consumidores más donde elegir y mayor protección.

Durante los últimos 20 años el mercado integrado europeo ha reportado muchos beneficios, como tarifas aéreas y de itinerancia de móviles más baratas. No obstante, todavía sigue habiendo obstáculos al comercio transfronterizo, entre ellos los derivados de los distintos Derechos contractuales nacionales de cada país de la UE.

Los procedimientos para resolver esas diferencias, complicados y caros, han disuadido a los comerciantes, que han dejado de ingresar un mínimo de 26.000 millones de euros cada año.

El contrato de compraventa europeo propuesto DeutschEnglishfrançais suprimirá este obstáculo al facilitar el comercio transfronterizo y proporcionar a los consumidores mayor elección, precios más bajos y el mismo elevado nivel de protección de sus derechos en todos los países de la UE.

Los consumidores que reciban un producto defectuoso, por ejemplo, tendrán varias opciones. Podrían rescindir el contrato y exigir la devolución de su dinero, o solicitar la sustitución, el cambio o la reparación del producto o bien un descuento en el precio.

Estas soluciones también podrían estar a disposición de los consumidores que se hayan descargado de Internet, previo pago, música, películas, programas informáticos o cualquier otro producto con contenido digital.

Actualmente, el 44% de los europeos English declara que no compra en el extranjero porque no está seguro de sus derechos.

Favorecer el comercio

La nueva normativa no sustituirá a las leyes nacionales, aunque los países pueden también decidir que sea aplicable a escala nacional. Permitirá a los vendedores ofrecer un contrato de compraventa facultativo cuando vendan en otro país de la UE. El contrato entraría en vigor solamente si el vendedor lo propone y el consumidor lo acepta.

Los vendedores que ofrezcan el contrato de compraventa común ya no tendrán que regirse por múltiples sistemas nacionales y abaratarán sus costes.

Actualmente, las empresas que desean realizar transacciones transfronterizas en la UE tienen que adaptarse a un total de 26 Derechos contractuales nacionales diferentes, traducirlos y contratar a abogados, por un coste medio de 10.000 euros por cada nuevo mercado de exportación. La adaptación de los sitios web puede costarles otros 3.000 euros por término medio.

Una encuesta Englishfrançais revela que el 71% de las empresas europeas declara que, si existiera este tipo de contrato, probablemente lo utilizaría para todas las ventas a consumidores en otros países de la UE.

Etapas siguientes

La propuesta debe ahora ser aprobada por los países de la UE y el Parlamento Europeo, que ya ha señalado su apoyo mediante una votación celebrada este año.

Más sobre Derecho contractual

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles