Recorrido de navegación

Escuchar hoy, y mañana también - 28/09/2009

Reproductor de música personal con auriculares encima de un bolso © EC

Propuesta para reducir el volumen de los MP3, iPods y otros reproductores de música personales para prevenir la pérdida auditiva.

Dentro de poco, los reproductores de MP3 y iPods comercializados en la UE deberán ir configurados con unos parámetros de volumen por defecto, para disuadir al usuario de escuchar volúmenes peligrosamente altos.

La UE está revisando sus normas de seguridad para los reproductores de música personales, alertada por un comité científico sobre los daños irreversibles para la audición que puede provocar la exposición prolongada a sonidos a todo volumen.

La Comisión pidió este dictamen ante la popularidad creciente de los reproductores de música portátiles y los teléfonos móviles, sobre todo entre la juventud.

Las ventas de estos dispositivos se han disparado en los últimos años. En Europa los utilizan todos los días entre 50 y 100 millones de personas. Se calcula que hasta 10 millones de ellas corren el riesgo de sufrir problemas de sordera dentro de unos años.

Entonces, ¿qué volumen se considera excesivo? La respuesta depende de cuánto rato se utilice el aparato.

Estos aparatos plantean básicamente dos problemas. Para empezar, mucha gente los utiliza en lugares ruidosos, por ejemplo en el autobús, donde se ven obligados a subir el volumen. Algunos modelos incluso lo hacen automáticamente.

El otro problema es la utilización prolongada. Un volumen más bajo puede ser más perjudicial que la música fuerte si la exposición es prolongada.

En la mayoría de los reproductores de música personales, el ajuste de volumen va de 60 dBA (decibelios corregidos) a 120 dBA. Según los científicos, no hay mucho riesgo de pérdida auditiva con niveles de sonido por debajo de 80 dBA, más o menos equivalente a una persona gritando o el ruido del tráfico junto a una carretera. Incluso a 80 dBA, podemos escuchar sin riesgo hasta 40 horas por semana. Pero si subimos el volumen tan solo un poco más, la cosa ya cambia mucho. A 89 dB(A), cinco horas por semana es el máximo recomendado.

Aparte de incluir parámetros por defecto, los reproductores de música personales también deberán alertar al usuario de los riesgos que implica rebasar el límite de seguridad. Podría hacerse en forma de etiqueta o de aviso en pantalla – los detalles técnicos se dejan en manos de los fabricantes.

Actualmente, los fabricantes solo están obligados a incluir una advertencia en el manual de instrucciones.

Reproductores de MP3 y audición

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles