Recorrido de navegación

Hacia un nuevo pacto mundial sobre el cambio climático - 28/01/2009

La UE apuesta por el comercio de derechos de emisión para combatir el cambio climático.

En un documento sobre su posición English ante las próximas negociaciones internacionales acerca del clima, la Comisión advierte de la probabilidad de que en los próximos años se disparen los costes de contener el calentamiento global. La factura podría aumentar en 175 000 millones de euros al año para 2020, más de la mitad de los cuales serían necesarios en países en desarrollo como China y la India.

La UE, al igual que las demás potencias económicas, debe contribuir a sufragar los costes de reducir las emisiones de gases de invernadero de estos países.

Para incrementar la financiación internacional, el documento plantea una serie de opciones, entre ellas la de pedir a cada país una contribución acorde con sus ingresos y su nivel de emisiones. Otra sería la de subastar derechos de emisión en un mercado del carbono.

A cambio, todos los países en desarrollo - excepto los más pobres - tendrían que limitar el aumento de sus emisiones adoptando estrategias de desarrollo que originasen menos gases de invernadero. También tendrían que frenar la deforestación tropical, dado que árboles y plantas absorben dióxido de carbono.

La UE, que ya ha adoptado ambiciosas medidas de reducción de emisiones, quiere que ese éxito sirva de base para las negociaciones que tendrán lugar en diciembre de este año en Copenhague. Las Naciones Unidas organizan la conferencia con el objetivo de lograr un nuevo y más audaz compromiso mundial de lucha contra el cambio climático. El Tratado vigente (Protocolo de Kioto) expira a finales de 2012.

La UE instará a los países desarrollados a comprometerse a una reducción global del 30% de sus emisiones de gases de invernadero en 2020 (con respecto a los niveles de 1990), contribución que variará en función de los ingresos, población, nivel de emisiones y anteriores esfuerzos de reducción de emisiones de cada uno. Habrá normas para supervisar y garantizar que los compromisos se cumplan.

Pero la Comisión también cree que el comercio de derechos de emisión desempeñará un papel importante e impulsará un mercado mundial del carbono. Cada vez hay más países que, como los Estados Unidos, Nueva Zelanda y Australia, planean introducir mecanismos similares al régimen de comercio de emisiones English que la UE creó en 2005. El régimen pone un límite a las emisiones de CO2, pero permite que las empresas compren y vendan entre sí derechos de emisión.

En cualquier caso, el cambio climático es en mayor o menor medida inevitable, y todos los países tendrán que adaptarse. El Acuerdo de Copenhague debe crear un marco que les ayude y garantizar el apoyo a los más pobres y vulnerables en caso de condiciones meteorológicas extremas (como sequías, tormentas e inundaciones).

Los líderes y legisladores europeos debatirán a lo largo de los próximos meses sobre estas propuestas, que la Comisión presentó el 28 de enero.

Más sobre la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático English.

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles