Recorrido de navegación

Asistencia sanitaria: abajo las fronteras - 18/08/2008

La Comisión propone normas que facilitarán los desplazamientos de los europeos a otros países para recibir tratamiento médico.

Hace algún tiempo, un luxemburgués compró unas gafas en Arlón, localidad de la vecina Bélgica. Su seguro médico se negó a reembolsárselas alegando que antes hubiera debido pedir autorización. El luxemburgués llevó el asunto al Tribunal de Justicia Europeo, que le dio la razón. No es más que uno entre los varios casos que el Tribunal ha debido examinar en los últimos años. Otros se referían a tratamientos que el paciente no podía recibir (o no podía recibir a tiempo) en su propio país. Es reiterada jurisprudencia del Tribunal que los gastos deben reembolsársele al paciente.

Estas situaciones demuestran que, más allá del ámbito judicial, en materia de sanidad transfronteriza sigue reinando un grado considerable de incertidumbre. De ahí que en julio la Comisión anunciara una propuesta para elucidar los derechos del paciente.

En ella se contempla el derecho del paciente a recibir de su seguridad social el importe que se le hubiera abonado por el mismo tratamiento en su país. No se requiere autorización médica para los tratamientos no hospitalarios, aunque sí para los hospitalarios.

En la actualidad son pocos los europeos que reciben tratamiento en el extranjero; apenas el 1% de los presupuestos sanitarios nacionales se destina a asistencia sanitaria transfronteriza DeutschEnglishespañolfrançais . Según un sondeo PDFEnglish de la UE, en torno al 30% de los europeos no sabe que su seguro médico le cubre en toda la Unión.

Pero las normas sobre cobertura de gastos médicos son apenas una parte de la propuesta, para cuya entrada en vigor será necesaria la aprobación del Parlamento Europeo y los Gobiernos de los Estados miembros. También se pretende:

  • mejorar la información sobre servicios médicos disponibles en toda la UE
  • garantizar que los pacientes transfronterizos reciban una asistencia de calidad
  • garantizar el reconocimiento transfronterizo de las recetas médicas
  • crear redes de proveedores de asistencia sanitaria en toda la Unión a fin de mejorar el acceso a cuidados muy especializados y poner recursos en común entre los países miembros
  • hacer que los pacientes dispongan de vías de recurso en caso de daños debidos a la asistencia sanitaria recibida en el extranjero
  • garantizar el envío a tiempo de datos vitales del paciente, tales como grupo sanguíneo, alergias conocidas y problemas de salud.

 

Para el tratamiento de urgencias en el extranjero, la Tarjeta Sanitaria Europea es imprescindible. Hoy en día, uno de cada tres europeos lleva consigo en sus viajes a otros países este documento gratuito en previsión de enfermedades o accidentes.

Derechos de los pacientes: preguntas y respuestas Englishfrançais

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles