Recorrido de navegación

El mayor paquete energético en la historia de la UE - 04/03/2010

Una mano enchufa un aparato © CE

2.300 millones de euros para 43 proyectos de gas y electricidad: la UE nunca había gastado tanto en un único paquete de infraestructuras energéticas.

De los 43 proyectos, 31 corresponden a gasoductos como el proyecto Nabucco, que conecta la región del Mar Caspio con Austria a través de Turquía, o el proyecto Galsi, que va de Argelia a Italia, pasando por Cerdeña. Otros 12 tienen como objetivo mejorar la conexión de las redes eléctricas para enlazar varios países periféricos como Irlanda, Malta, Lituania, Letonia y Estonia con la red general de la UE.

El paquete se financia con el remanente de los 3.980 millones de euros reservados por la UE durante la recesión para dar un impulso a la economía. Se prevé que los proyectos creen empleo y ayuden a las pequeñas empresas a capear las dificultades económicas, principalmente en los sectores de la construcción y los servicios. El desembolso inicial de la UE podría desencadenar en contrapartida una inversión privada de hasta 22.000 millones de euros.

Además, estos proyectos permitirán diversificar las importaciones de gas y mejorarán el flujo de energía entre los países de la UE, declaró el nuevo Comisario de Energía Günther Oettinger.

"La Comisión jamás había aprobado una cantidad tal de financiación para proyectos energéticos" afirmó Oettinger, añadiendo que este dinero ayudará a mantener el ritmo de las inversiones en energía durante el periodo difícil que atravesamos.

"Los objetivos de Europa en materia de clima y energía requieren una importante inversión en infraestructuras no exenta de riesgos, con periodos largos de amortización. La dificultad estriba en que estos proyectos corren el riesgo de sufrir retrasos en la situación económica actual."

Las primeras inversiones se anunciaron en diciembre: 1.500 millones de euros destinados a 9 parques eólicos marítimos y 6 proyectos de sumideros de carbono para combatir el cambio climático.

Más del 50% de la energía que consume la UE procede del exterior. Gran parte viene de Rusia, cuyas diferencias con Ucrania y otros países de tránsito han dificultado el abastecimiento de gas en los últimos años.

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles