Recorrido de navegación

Los líderes de la UE reaccionan ante las subidas de precios - 20/06/2008

Janez Janša, a la izquierda, y José Manuel Barroso

Los países de la UE quieren seguir adelante con la ratificación del Tratado de Lisboa y se enfrentan al aumento de los costes de la energía.

El Primer Ministro irlandés, Brian Cowen, explicó al Consejo Europeo  los factores que subyacen al rechazo del Tratado de Lisboa en Irlanda . Los líderes de la Unión decidieron continuar con el proceso de ratificación en los países que aún no han aprobado el Tratado de Lisboa y acordaron volver a ocuparse de este tema en su reunión del próximo octubre. Con el Tratado se quiere simplificar el funcionamiento de la UE ampliada y potenciar su presencia en la escena internacional. Para poder entrar en vigor, el texto debe ser ratificado por los Veintisiete. Hasta la fecha, ha sido aprobado en 19 países.

Tras analizar las subidas de los precios de los alimentos y los combustibles, los países de la UE decidieron actuar con cautela para tratar de absorber el impacto en los sectores más afectados y los hogares con menor nivel de renta. Ante las protestas y los llamamientos para reducir la presión fiscal sobre los combustibles, los líderes europeos expresaron su preocupación por el efecto inhibidor que esta reducción podría tener sobre los reajustes a largo plazo. Además, afirmaron que las medidas de alivio (recortes fiscales, medidas sociales o subvenciones) que puedan tomarse a nivel nacional han de ser "específicas y a corto plazo".

El aumento de los precios pone de manifiesto la necesidad de efectuar cambios estructurales en el sector de la energía para fomentar la eficiencia energética y reducir nuestra dependencia del petróleo.  Para actuar contra la especulación que incrementa los precios, la UE tratará de aumentar la transparencia de los mercados del petróleo e intensificará el diálogo con los países productores.

Ante las dificultades para satisfacer la creciente demanda de petróleo, especialmente en China e India, los precios mundiales se han multiplicado por dos en el último año, alcanzando un nuevo récord esta semana.  La subida ha provocado en toda la Unión una oleada de protestas por parte de los colectivos más afectados: transportistas, agricultores y pescadores.

Los líderes de la Unión reconocieron el fuerte impacto en los países en desarrollo y propugnaron una mayor coordinación internacional en materia de política energética y ayuda a los países más afectados. La Comisión propuso la ampliación de su ayuda alimentaria y la creación de un nuevo fondo de apoyo a la agricultura en los países en desarrollo.

Más sobre la respuesta de la UE a las subidas de precios

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles