Recorrido de navegación

Embarazada teclea en un ordenador mientras sostiene un bebé en brazos © UE

Los europeos están contentos a nivel personal, pero se muestran menos satisfechos con la situación económica y social del país en el que viven.

A pesar de las dificultades económicas, los europeos están por lo general satisfechos con la vida que tienen y son optimistas sobre sus perspectivas a corto plazo, según los resultados de una encuesta publicada hoy.

Sin embargo, la consulta también muestra que, al considerar la situación global de su propio país, pocos encuentran motivos de regocijo.

En el sondeo participaron cerca de 27.000 personas de 30 países (los 27 de la UE, más Croacia, Turquía y la Antigua República Yugoslava de Macedonia).

La encuesta se realizó durante tres semanas entre mayo y junio, en un momento en el que Europa luchaba para salir de la peor recesión de las últimas décadas. Los resultados forman parte del Informe sobre la situación social 2009 DeutschEnglishfrançais elaborado por la Comisión Europea.

Los participantes debían sopesar su nivel de bienestar ante factores como el empleo, el lugar de residencia y los ingresos familiares.

Aunque las repuestas varían mucho de unos países a otros, en los del norte y el oeste los encuestados se mostraron, por lo general, más conformes con su situación y más optimistas de cara al futuro que en los países del sur y el este.

Los niveles más altos de satisfacción personal se observaron en Dinamarca, país que obtuvo 8 puntos en una escala de -10 a 10. Suecia, los Países Bajos y Finlandia también recibieron puntuaciones elevadas. Bulgaria quedó en último lugar con -1,9 puntos y el panorama en Hungría, Grecia y Rumanía resultó ser igualmente sombrío.

Vladimir Špidla, Comisario de Asuntos Sociales, calificó estos resultados de reconfortantes, ya que “a pesar de la difícil situación económica, la mayoría de los europeos siguen estando satisfechos con la vida que tienen”.

Los encuestados también evaluaron la situación de su país en capítulos como la economía, el empleo, el coste de la vida, la vivienda y la administración pública. A diferencia de los elevados niveles de satisfacción registrados a nivel personal, esta parte de la encuesta puso de manifiesto un descontento generalizado. Los europeos no solo creen que ha habido un deterioro en los últimos cinco años, sino que esperan que las cosas sigan empeorando.

Además, se pidió a los encuestados que expresaran su opinión sobre elementos básicos de la política social como las pensiones y el subsidio de desempleo. De nuevo, los resultados volvieron a ser negativos y las perspectivas poco halagüeñas, con una sola excepción. La satisfacción con la asistencia sanitaria, aunque débil, está bastante generalizada.

 

Encuesta especial Eurobarómetro sobre la situación social English (en) français (fr)

Informe sobre la situación social 2009 DeutschEnglishfrançais

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles