Recorrido de navegación

¿Qué tal un trabajo en el extranjero? - 22/09/2009

Las ferias de empleo denotan las ventajas de trabajar en el extranjero en la UE.

Las empresas de la UE se vienen lamentando desde hace tiempo de la reticencia de los europeos a trasladarse para encontrar mejores trabajos. ¿Ha cambiado la recesión las actitudes de los trabajadores? Este año, las Jornadas Europeas del Empleo - ferias de empleo anuales de la UE para promover la movilidad de los trabajadores - podrán aclarar algo a ese respecto.

Más de 200 ciudades europeas celebran Jornadas del Empleo las próximas semanas. Organizadas con ayuda de EURES (portal europeo de empleo), las ferias ofrecen un foro para hablar con claridad de las ventajas de trabajar en otro país de la UE.

El año pasado participaron en las Jornadas unos 150.000 demandantes de empleo, algunos de los cuales realizaron ya entrevistas sobre el terreno. Este año se espera una concurrencia aún mayor, debido al aumento de la tasa de desempleo.

Los ciudadanos de la UE tienen derecho a trabajar en otro país de la Unión (si bien se mantienen algunas restricciones para los nuevos países), pero relativamente pocos lo aprovechan. A pesar de las amplias posibilidades que ofrece el mercado laboral abierto, en general los europeos tienden a trabajar en un solo país, que suele ser el propio.

Una mayor movilidad de los trabajadores puede reducir el desempleo y estimular la productividad, dando a la economía un impulso que necesita. El plan de recuperación de la UE tiene entre sus prioridades una mano de obra más fluida y flexible.

Según la encuesta más reciente, unos 5 millones de europeos (aproximadamente el 2,2% de la mano de obra) viven en un país de la UE que no es el suyo. La cifra es ligeramente más alta que hace algunos años, pero no alcanza la de los extracomunitarios, que representan actualmente el 3,8% de la mano de obra de la UE.

Ante la pregunta de por qué se resisten a trasladarse, los europeos se muestran preocupados por la vida familiar o la dificultad de aprender una nueva lengua y adaptarse a una nueva cultura. También les inquieta el acceso a los servicios sociales y el reconocimiento de sus cualificaciones en otros países.

La UE ha tomado medidas para que los mercados laborales sean más transparentes y se protejan los derechos de las personas que se desplazan a otro país. Pero, a pesar del mercado laboral integrado, quedan muchos obstáculos legales para la movilidad de los trabajadores.

Vivir y trabajar en los países de la UE

Jornadas del Empleo en Bruselas

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles