Recorrido de navegación

Vista parcial de la fachada de un banco © istock/ilbusca

Nuevas medidas para dotar a todos los europeos del derecho a una cuenta bancaria básica en cualquier país de la UE y facilitar el cambio de proveedor.

Con la implantación progresiva de los pagos electrónicos, a todos nos hace falta una cuenta en el banco.

Sin embargo, 25 millones de europeos English que desearían tener una cuenta bancaria carecen de ella. A más de dos millones les han denegado la apertura por razones diversas, entre las que se encuentra ser demasiado pobres.

A estas personas les resulta difícil o imposible cobrar un salario, recibir prestaciones sociales, transferir dinero o hacer compras con tarjeta de crédito o débito.

Hace dos años, la Comisión trató de encontrar una solución, animando a los bancos a reducir los requisitos de forma voluntaria. Sin embargo, no ha habido grandes cambios desde entonces.

En la situación actual se necesitan medidas obligatorias para garantizar que cualquier persona que quiera una cuenta bancaria pueda tenerla. Las propuestas de la Comisión DeutschEnglishfrançais tienen como objetivo:

  • permitir que todos los europeos, con independencia de su situación económica, puedan abrir una cuenta de pago básica en cualquier lugar de la UE y realicen las principales operaciones bancarias
  • facilitar la comparación de las comisiones que se cobran en las cuentas de pago (los consumidores recibirían de sus proveedores una información clara sobre todos los gastos y cada país contaría con una web independiente de comparación de las comisiones)
  • establecer un procedimiento rápido y sencillo para que el titular de una cuenta cambie a otro banco o proveedor de cualquier lugar de la UE.

Estas medidas ayudarían al cliente a la hora de buscar la cuenta bancaria más adaptada a sus necesidades en cualquier país de la UE. Además, impulsarían la competitividad del sector y podrían contribuir a la reducción de las comisiones.

La disminución de los trámites burocráticos y la aplicación de normas más coherentes en toda la UE también beneficiarían a los bancos interesados en expandir sus operaciones.

Los países de la UE podrían establecer normas nacionales, por ejemplo para determinar si las cuentas de pago básicas deben ofrecerse a los consumidores de forma gratuita o a un precio módico. No todos los bancos estarían obligados a proporcionar cuentas de pago básicas al conjunto de la población. De hecho, los gobiernos podrían confiar la oferta de este tipo de cuentas a un único banco.

Próximas etapas

Las propuestas se someterán al análisis de los gobiernos nacionales y el Parlamento Europeo. De ser aceptadas, podrían entrar en vigor en 2014.

Más sobre los servicios financieros en la UE English

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles