Recorrido de navegación

La UE plantea sus opciones de cara a un impuesto al sector financiero - 07/10/2010

Mano sosteniendo un bolígrafo que apunta a un gráfico de cotizaciones en una pantalla de ordenador © iStock/archives

Una tasa mundial y otra europea permitirían financiar medidas en cuestiones internacionales, como el desarrollo o el cambio climático, además de combatir las consecuencias de la crisis económica mundial.

La propuesta de la Comisión Europea (CE) contempla dos tipos de impuestos. El primero sólo se aplicaría en la UE a las actividades financieras de las empresas del sector, mientras que el segundo gravaría las operaciones financieras en todo el planeta.

Los bancos y otras empresas de servicios financieros estuvieron entre los principales causantes de la crisis. Dadas las cuantiosas ayudas que han recibido de los gobiernos en los dos últimos años, el impuesto sería una manera de contribuir como les corresponde a los costes de la recuperación.

Pero, más allá de la crisis, el financiero es un sector de baja presión fiscal en comparación con otros. Por ejemplo, entre otras ventajas, muchos bancos están exentos de pagar el IVA. Los ingresos así generados no serían más que su justa contribución a los presupuestos públicos.

Otra manera de obtener fondos sería un impuesto internacional sobre las operaciones financieras. El dinero se destinaría a políticas globales como la ayuda al desarrollo o la lucha contra el cambio climático.

La Comisión evaluará el posible impacto de la medida en la economía.

Los gobiernos de los países miembros estudiarán ambas propuestas en vísperas de la próxima cumbre de las 20 economías más prósperas (G20), que tendrá lugar en noviembre y en la que la UE planteará su posición común.

Más sobre fiscalidad en la UE DeutschEnglishfrançais

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles