Recorrido de navegación

Endurecimiento de las normas sobre déficit público - 29/09/2010

Plancha de billetes de 5 euros © UE

En respuesta a la crisis financiera, la Comisión ha presentado varias propuestas legislativas encaminadas a reforzar y ampliar los instrumentos existentes para coordinar la política económica y fiscal de la UE.

El objetivo de las propuestas es reforzar el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) —en particular centrando más la atención en la deuda pública y la viabilidad fiscal—, ampliar la vigilancia a los desequilibrios macroeconómicos y lograr una aplicación más eficaz mediante el uso de sanciones e incentivos.

Las propuestas no entrañan la modificación del Tratado de la UE, pero deben ser aprobadas por el Consejo y el Parlamento Europeo.

Controlar los niveles de deuda pública

Para garantizar mejor el respeto de la norma del PEC según la cual la deuda de los países no debe exceder del 60% de su PIB, podría fijarse un objetivo de reducción de la deuda. Los miembros de la UE cuya deuda se sitúe por encima del 60% podrían verse sometidos a un "procedimiento de déficit excesivo" una vez analizados los distintos factores que afecten a la calidad de la deuda y las previsiones sobre su futuro.

Reforzar los marcos fiscales nacionales

La Comisión ha propuesto también reforzar los marcos fiscales nacionales para adaptarlos mejor a las nuevas normas sobre gobernanza. Las reformas podrían consistir en velar por la coherencia de la contabilidad, ajustar las normas fiscales nacionales a las obligaciones impuestas por el Tratado de la UE, imponer la planificación prespuestaria plurianual y garantizar que la totalidad del sistema de finanzas públicas quede integrado en el marco fiscal.

Prevenir y corregir los desequilibrios macroeconómicos

Una de las conclusiones que puede extraerse de la crisis es que la política fiscal no se debe plantear de manera aislada. Así pues, para evitar desequilibrios graves y diferencias de competitividad marcadas y persistentes, es preciso ampliar y mejorar la vigilancia macroeconómica, que debe incorporar evaluaciones periódicas y un mecanismo de alerta. Cuando se dé la voz de alerta, la Comisión podrá realizar un análisis del país en cuestión y formular recomendaciones sobre cómo reducir los desequilibrios. También podrá alertar directamente al país en una fase temprana. En casos excepcionalmente graves, la Comisión podrá señalar que el país miembro en cuestión hace frente a desequilibrios excesivos, lo que puede dar lugar a que se refuerce la vigilancia y se tomen medidas correctoras.

Garantizar la aplicación

El refuerzo de la aplicación es uno de los aspectos más destacados de las propuestas, en las que también se prevén sanciones de distinto grado para los países "incumplidores". En caso de incumplimiento repetido, los depósitos sin devengo de intereses pueden convertirse en multas.

Más sobre la gobernanza económica de la UE English

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles