Recorrido de navegación

Último informe sobre las tendencias fiscales en la UE - 28/06/2010

Primer plano de un formulario de aduanas © UE

Un informe recientemente publicado por Eurostat muestra que la crisis ha supuesto la bajada de algunos impuestos.

El informe Deutsch (de) English (en) français (fr) se basa en los ingresos fiscales de 2008, por lo que aún no está claro el impacto real de la crisis. Para ofrecer una panorámica más completa, examina también el modo en que la crisis ha modificado la política fiscal, haciendo balance de medidas introducidas en fecha tan reciente como la pasada primavera.

En general, los europeos se beneficiaron de algunas deducciones fiscales en 2008, fruto, sobre todo, de los recortes de los impuestos sobre las personas físicas y sobre sociedades con los que los gobiernos trataron de paliar los efectos de la crisis económica. Sin embargo, la carga fiscal en los 27 países de la UE sigue siendo, por término medio, elevada si se compara con el resto del mundo, debido, en particular, a la complejidad de nuestros sistemas de seguridad social.

No es probable que esta carga se reduzca en los próximos años, ya que la mayoría de los países están ahora faltos de liquidez tras haber gastado profusamente para mantener a flote sus economías.

En 2008, cerca del 39,3% del producto interior bruto fue a parar a las arcas de los Estados y se trató de la primera vez en cuatro años que se reducía la presión fiscal (con una bajada de 0,4 puntos porcentuales con respecto a 2007). A pesar de todo, seguía siendo un tercio más elevada que la de los Estados Unidos y Japón.

La relación entre ingresos fiscales y PIB es muy desigual en la UE y oscila entre el 28% de Rumanía y el 48,2% de Dinamarca, pero tiende a ser más elevada en los miembros más antiguos de la UE.

Numerosos países concedieron a los contribuyentes deducciones fiscales en el impuesto sobre la renta de las personas físicas, más a menudo mediante incrementos en las prestaciones que en recortes fiscales, ya que los gobiernos trataban de impulsar el gasto de los hogares para estimular la economía.

Así, los niveles más altos por lo que respecta al impuesto sobre la renta de las personas físicas se encuentran en Suecia (56,4%), Bélgica (53,7%) y los Países Bajos (52,0%), y los más bajos en Bulgaria (10,0%), la República Checa y Lituania (15,0% ambos).

En cuanto a los niveles relativos al impuesto sobre sociedades, que llevan años cayendo, se mantuvieron tal cual o se redujeron. El nivel medio es ahora del 23,2%, frente al 35,3% de 1995.

El nivel medio del IVA pasó del 19,8% en 2009 al 20,2% en 2010. En 2000 era del 19,2%.

Los impuestos que gravan el trabajo, es decir, el impuesto sobre la renta de las personas físicas y las cotizaciones a la seguridad social tomados en conjunto, representaron cerca del 34% de los ingresos fiscales totales, aproximadamente igual que antes.

Los ingresos procedentes de los impuestos sobre el consumo, que representan aproximadamente una cuarta parte de la recaudación fiscal, se redujeron 0,7 puntos porcentuales en 2008. Se trata de la mayor caída registrada en un solo año y da cuenta de la gravedad de la crisis.

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles