Recorrido de navegación

Regular los derivados - 22/10/2009

Monedas sobre la sección financiera de un periódico ©EC

Los planes marcan un nuevo enfoque de los derivados financieros.

La UE ha anunciado sus planes para regular el mercado de derivados DeutschEnglishfrançais , los complejos productos financieros que contribuyeron al desencadenamiento de la crisis financiera.

La Comisión quiere introducir en 2010 una nueva normativa para reducir el riesgo de estos productos financieros para la economía. Estas propuestas son las últimas de una serie de medidas europeas para reforzar la supervisión del sector financiero y prevenir una nueva crisis.

Según Charlie McCreevy, Comisario europeo responsable de los servicios financieros, los nuevos planes "cambian los paradigmas tradicionales según los cuales los productos derivados son instrumentos financieros para uso profesional que requieren una reglamentación escasa".

La Comisión elaborará la legislación en coordinación con los países del G20 para asegurar la coherencia de la política global. El Grupo de las 20 economías principales acordó recientemente tomar medidas drásticas en relación con los productos derivados, y la Administración de Estados Unidos ya ha introducido una normativa a tal efecto.

Los derivados se denominan así porque su valor se deriva del precio de un activo subyacente como los tipos de interés o el petróleo. El plan de la UE se refiere a los derivados extrabursátiles (conocidos por la sigla inglesa OTC), que son valores negociados y comerciados en privado directamente entre dos partes, fuera de los mercados organizados.

El comercio de estos derivados se ha disparado en la última década, y su mercado mundial supone en la actualidad cientos de billones de euros. Pero en los años de gestación de la crisis, los operadores subestimaron el riesgo de incumplimiento crediticio.

La UE quiere dotar al mercado de mayor transparencia con su exigencia de que se negocien versiones normalizadas de estos instrumentos en cámaras de negociación centralizadas que absorban gran parte del riesgo de incumplimiento crediticio. Todas las demás operaciones estarían sometidas a la obligación de registro.

Las nuevas normas también exigirán de las instituciones financieras un mayor depósito de garantía y un mayor nivel de fondos propios para las operaciones que no pasen por la cámara de negociación centralizada.

En este mismo contexto, la Comisión ha lanzado una consulta pública DeutschEnglishfrançais sobre la manera de evitar que los bancos en dificultades amenacen la economía general y deban rescatarse a costa del contribuyente. La avalancha de quiebras bancarias durante la crisis financiera ha hecho patente la necesidad de nuevos instrumentos jurídicos para limitar sus repercusiones transfronterizas.

El Comisario McCreevy, para quien ningún banco está a salvo de la quiebra, reclama un "sólido conjunto de mecanismos" para detectar y a ser posible impedir el hundimiento de un banco o, en el peor de los casos, reorganizarlo.

Más sobre los servicios financieros

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles