Recorrido de navegación

La UE lidera la acción del G20 contra la crisis - 02/04/2009

Mirek Topolánek y José Manuel Barroso© CE

Para salvar la economía mundial, el G20 acuerda inyectar 1,1 billones de dólares (832.000 millones de euros) al Fondo Monetario Internacional y otras instituciones y endurecer las normas que regulan los mercados financieros.

El acuerdo fue muy bien acogido por la UE, que ha liderado los esfuerzos para poner coto a las laxas prácticas bancarias culpables de la crisis financiera.

Haciéndose eco de las propuestas europeas, los líderes del G-20 English anunciaron medidas para aumentar la transparencia y crear mecanismos de protección frente a las amenazas al sistema y la toma de riesgos excesivos. El paquete incluye nuevas normas sobre los sueldos y primas para los banqueros, tema que ha despertado las iras del público, y acaba con los paraísos financieros que no comparten información fiscal.

La cumbre de Londres es el segundo paso en los esfuerzos del G-20 para combatir la crisis financiera mundial, que es la mayor recesión desde los años 30. La cumbre anterior del G-20 tuvo lugar en Washington en noviembre del año pasado.

Para ayudar a los países en apuros, los mandatarios decidieron dedicar 500.000 millones de dólares (370.000 millones de euros) a nuevos fondos para el FMI, elevando así sus recursos a 750.000 millones de dólares (556.000 millones de euros). La contribución de la UE es de 75.000 millones de euros. Además, acordaron aumentar a 250.000 millones de dólares (185.000 millones de euros) la posibilidad de descubierto para los países miembros en dificultades. Como prestamista de último recurso, el FMI pidió este balón de oxígeno tras socorrer recientemente a más de una docena de países.

Se ofrecerán otros 100.000 millones de dólares (74.000 millones de euros) para aumentar la capacidad de préstamo, aportados a través de bancos creados por los países donantes. 250.000 millones de dólares (185.000 millones de euros) servirán para reactivar el comercio.

Esto viene a añadirse al dinero que inyectan en la economía mundial los gobiernos y bancos centrales de todo el mundo. Los mandatarios declararon que el estímulo económico debería ascender a 5 billones de dólares (3,7 billones de euros) de aquí al año próximo, el mayor de toda la historia. Se mostraron confiados en que esto permitirá crear millones de empleos en todo el mundo.

El G20 también encomendó a la Organización Mundial del Comercio la responsabilidad de poner en la picota a quienes recurran al proteccionismo. Se comprometió a concluir rápidamente las negociaciones comerciales de Doha, que podrían inyectar 150.000 millones de dólares en la economía mundial.

De acuerdo con las recomendaciones de la UE, el plan del G-20 otorga a las instituciones financieras internacionales un mayor protagonismo en la supervisión de los riesgos económicos. También da a las economías emergentes y en desarrollo un rol más importante en estas instituciones.

Cumbre del G-20: declaración de los mandatarios English

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles