Recorrido de navegación

Bruselas: emblema de la Presidencia checa en el edificio del Consejo© CE

La Cumbre aborda la crisis desde todos los frentes: regulación de los mercados financieros, impulso a la economía y seguridad del empleo.

Los líderes de la UE acordaron destinar a la mejora de las infraestructuras energéticas y de internet 5.000 millones de euros procedentes de fondos europeos no utilizados. También aumentaron las ayudas de la UE a los países con dificultades, subiendo a 50.000 millones la línea de crédito para los países que no pertenecen al euro.

Además, se aprobó un crédito adicional de 75.000 millones de euros para que el Fondo Monetario Internacional ofrezca financiación a países en apuros.

La declaración conjunta que pone punto final a la Cumbre de dos días afirma que la Unión ha "avanzado a buen ritmo" en la aplicación del paquete de estímulo de 200.000 millones de euros aprobado en diciembre. Los líderes comunitarios manifestaron su confianza en que la medidas (que incluyen reducciones de impuestos y ayudas a los bancos) relanzarán la economía, pero señalaron que eso llevará algún tiempo.

"Si hace falta, podremos modificar nuestros planes más adelante. Pero de momento, lo principal en ponerlos en práctica”, afirmó el Presidente Barroso.

Los 27 países de la Unión ya están gastando 400.000 millones de euros (cerca del 3,3% de su producto interior bruto) para luchar en dos años contra la peor crisis económica de las últimas décadas. Además de medidas de impulso económico, el plan incluye mayores gastos sociales en respuesta al aumento del desempleo. Al alcanzar el 7,6% en enero, la tasa de paro de la UE alcanzó su nivel más alto de los últimos dos años.

Muchos líderes europeos han expresado su preocupación por unas políticas que pueden generar un gran déficit, afirmando que los países de la UE deben volver lo antes posible a un nivel de endeudamiento "compatible con la viabilidad de las finanzas públicas". Varios países no respetan la norma que exige un déficit presupuestario inferior al 3% del PIB.

En preparación de la Cumbre del G20 del 2 de abril, los líderes de la UE anunciaron una postura común para mejorar la regulación y el control de la industria financiera.

Los 5.000 millones de euros incluyen ayudas para capturar el dióxido de carbono y transportar gas desde la región del Mar Caspio. El interés por el nuevo gasoducto ha aumentado después de que el enfrentamiento entre Moscú y Kiev paralizara el suministro de gas ruso a Europa oriental.

Los líderes europeos también decidieron estrechar relaciones con los vecinos orientales de la UE Englishfrançais. Esta actuación ha cobrado mayor importancia tras la guerra entre Rusia y Georgia.

Irlanda informó a los demás países de sus planes para repetir el referéndum sobre el Tratado de Lisboa.

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles