Recorrido de navegación

Bandera europea y banderas de los Estados miembros © CE

Para animar a los líderes europeos a actuar con celeridad y devolver la confianza a los mercados, la Comisión presenta una serie de propuestas que suponen una exhaustiva reforma del sistema financiero.

El plan contempla un sistema de supervisión EnglishPDF que combinará mayor vigilancia por parte de la UE con un papel más relevante para los supervisores de los países miembros. Se basa en el informe de un grupo de expertos bancarios cuya presidencia la UE encomendó a Jacques de Larosière, antiguo gobernador del Banco Central francés.

La Comisión coincide con el grupo de expertos en la necesidad de establecer una autoridad que supervise los riesgos en toda Europa. También respalda la recomendación de que los 27 países miembros adopten normas comunes, pero dejen en manos de los reguladores nacionales la tarea de supervisar a cada entidad financiera.

Ahora el plan deberá presentarse al Consejo Europeo en su reunión de finales de marzo. Los dirigentes de la UE quieren preparar el terreno para el cónclave de los 20 países industrializados y en desarrollo prevista para abril en Londres. En el orden del día del G-20 está la reforma regulatoria, y la UE quiere presentarse unida para impulsar una mejora del sistema financiero mundial.

El Consejo Europeo de primavera “debe enviar una señal clara a los ciudadanos, al sector empresarial y al mundo en general de que existe una salida para esta crisis. Sí, Europa cuenta con la unidad, la confianza y la determinación suficientes para ganar esta batalla,” declaró el Presidente Barroso.

El plan que se presentará a los líderes europeos esboza otras medidas destinadas a atenuar los riesgos y restablecer la confianza en los mercados, incluida una mayor atención a las políticas de remuneración de directivos de las instituciones financieras.

Los 27 destinarán este año alrededor del 3,3% del PIB de la Unión a programas de estímulo del crecimiento. La Comisión quiere que toda futura actuación se base en principios inequívocos tales como el apoyo al libre comercio, una economía con bajas emisiones y disciplina presupuestaria.

La crisis ha despertado el temor de que algunos países recurran al proteccionismo para relanzar su economía. En una cumbre informal celebrada el 1 de marzo, los dirigentes de la UE se comprometieron a evitar medidas que pudieran fragmentar el mercado único europeo.

Los países miembros también deben intensificar la lucha contra el desempleo, que por primera vez desde la década de los 90 podría rondar el 10% en 2010.

 

Crisis financiera: datos y políticas

 

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles