Recorrido de navegación

Bruselas sella acuerdos sobre clima y economía - 12/12/2008

 José Manuel Barroso, Presidente de la Comisión, Nicolas Sarkozy, Presidente de la República Francesa y Presidente de turno del Consejo de la Unión Europea, y otros participantes en las conversaciones hablan a los periodistas © EC

Acuerdos sobre cambio climático, recuperación económica y Tratado de Lisboa, resultados de una cumbre histórica.

Tras dos días de intensa negociación, los dirigentes europeos se pusieron de acuerdo sobre el modo de alcanzar los ambiciosos objetivos climáticos de la UE y dieron luz verde a un plan dotado con 200 000 millones de euros para relanzar la decaída economía europea. También elaboraron con Irlanda un plan para la ratificación del Tratado de Lisboa.

José Manuel Barroso calificó los acuerdos de "decisiones históricas" e hizo un llamamiento al resto del mundo para que siguieran el ejemplo de Europa en la lucha contra el cambio climático. "Sí, podéis. Vosotros podéis hacer lo mismo que nosotros," dijo en la conferencia de prensa convocada al término de la Cumbre.

La reunión de Bruselas fue una prueba de fuego para el compromiso europeo con la lucha contra el calentamiento del planeta. Los objetivos sobre cambio climático de la UE, entre ellos la reducción del 20% de los gases de efecto invernadero para 2020, son los más ambiciosos del mundo. Los líderes y legisladores de la UE venían debatiendo todo el año el modo de alcanzar estos objetivos. Sus divisiones se agudizaron cuando la crisis financiera empezó a minar la economía europea y algunos países se mostraron preocupados por su coste para la industria.

El acuerdo dará a la UE un mayor peso en las negociaciones sobre el cambio climático del año próximo. La UE espera que otras potencias económicas -Estados Unidos, China, India, Rusia y Brasil- se animen a seguir su ejemplo. "Europa ha dado prueba de su credibilidad," afirmó Barroso.

Los países de la UE también llegaron a un acuerdo sobre un paquete de relanzamiento económico para aliviar los efectos de la crisis financiera. El paquete de medidas para estimular el crecimiento tiene un presupuesto de unos 200 000 millones de euros, lo que equivale al 1,5% del PIB de la Unión. La mayor parte del dinero, 170 000 millones, procederá de los presupuestos nacionales. Los 30 000 millones restantes procederán de los presupuestos de la UE y del Banco Europeo de Inversiones. Los Gobiernos gastarán este dinero según aconsejen sus necesidades económicas.

Respecto al Tratado de Lisboa, Irlanda acordó celebrar una segunda votación el año próximo, una vez haya dado respuesta a las preocupaciones de los votantes irlandeses. El Tratado fue rechazado por referéndum en junio pasado, lo que bloqueó una muy esperada reforma de las instituciones europeas.

Muchos irlandeses temen los posibles efectos del Tratado sobre las políticas fiscales del país, su neutralidad militar y cuestiones de carácter ético como el aborto. El Consejo ofreció a Irlanda garantías jurídicas de que el Tratado respetaría la autoridad gubernamental en estos ámbitos.

Los votantes irlandeses también eran contrarios al plan de reducir el número de comisarios europeos, que suprimía el derecho automático de los países miembros, incluída Irlanda, a tener un comisario. El Consejo accedió a dar los pasos jurídicos necesarios para que, con la entrada en vigor del Tratado, siga habiendo en Bruselas un comisario de cada uno de los 27 países miembros de la UE.

Más sobre el Consejo Europeo.

Resumen para el ciudadano - Paquete de medidas de la UE sobre cambio climático y energía.

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles