Recorrido de navegación

Conservar el patrimonio cultural europeo - 10/06/2011

El premio Unión Europea de Patrimonio Cultural 2011 supone el reconocimiento a los logros más destacados en materia de conservación e investigación histórica.

Devolver a una estación de tren su antiguo esplendor arquitectónico, formar a la siguiente generación de conservadores de museos o rescatar un monasterio abandonado son ejemplos de la labor llevada a cabo por miles de voluntarios y profesionales para mantener viva la historia de Europa.

Este grupo de personas se ocupa de restaurar y conservar edificios, estructuras, fortificaciones y objetos que constituyen nuestro patrimonio cultural.

La UE reconoce la importancia de su labor con los premios anuales al patrimonio cultural, también conocidos como los premios Europa Nostra Englishfrançais . De los 27 proyectos galardonados —cuatro españoles—, seis recibirán también premios especiales que los catalogan como los logros más sobresalientes de este años en relación con el patrimonio, además de 10.000 euros cada uno.

Los premios reciben apoyo del programa "Cultura" de la UE, que desde 2007 ha invertido 26 millones de euros en la cofinanciación de proyectos dedicados al patrimonio. Se trata, además, de una inversión en las industrias culturales y creativas europeas, que dan empleo a 8,5 millones de personas y representan el 4,5% del producto interior bruto de la UE.

Los proyectos galardonados en 2011 Englishfrançais en España son los tapices de Pastrana, los edificios preindustriales de Ademuz, en Valencia, la obra sobre las cubiertas vegetales de Europa Occidental: de Asturias a Islandia y el Centro educativo y restauración del Monasterio de Yuso en San Millán de la Cogolla. Entre los proyectos premiados figuran además:

  • El museo al aire libre Weald & Downland, en Chichester (Reino Unido), un centro dedicado a la conservación de edificios históricos, en el que estudiantes, profesionales y voluntarios se forman en campos como los entramados de madera o la restauración de obras históricas en ladrillo
  • La estación central de Amberes (Bélgica), "catedral ferroviaria" del siglo XIX restaurada y transformada en moderna estación con tres niveles de vías subterráneas
  • La labor del arqueólogo Tomáš Durdk, que ha dedicado los últimos 25 años a la investigación, conservación y protección de castillos y fortificaciones en la República Checa y las regiones vecinas
  • El estudio arquitectónico de la zona tampón de la ONU en la ciudad amurallada de Nicosia (Chipre), ejemplo de proyecto de conservación en una zona sensible, en el que participaron científicos y profesionales de las comunidades turco y grecochipriota
  • El monasterio de Bredelar, en Marsberg (Alemania), que un grupo de voluntarios rescató de su ruina inminente convirtiéndolo en un centro social y cultural

Más sobre el apoyo a la cultura y el patrimonio DeutschEnglishfrançais

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles