Recorrido de navegación

Que sólo sea un juego - 22/04/2008

Símbolos visuales utilizados para violencia, palabrotas, miedo, sexo, drogas, discriminación y juegos de azar

A medida que crece la inquietud social ante la posibilidad de que los videojuegos generen comportamientos agresivos, la UE pide a la industria que establezca un sistema de clasificación eficaz.

¿Hay alguna relación entre los videojuegos más explícitamente violentos y sucesos como el tiroteo acaecido en un colegio de Finlandia en noviembre de 2007?  Algunos países creen que sí y han prohibido o bloqueado la venta de juegos como “Manhunt 2”. ¿Y qué decir de la violencia callejera generalizada o de lo que parece ser una oleada repentina de agresiones con arma blanca? Aunque hay quien defienda que no se ha demostrado ningún vínculo, los europeos tienen sus dudas.  Además, los padres tienen que saber cómo son los juegos con los que se distraen sus hijos.

La UE quiere que se implante en dos años un código de conducta para la venta de videojuegos a los menores, basado en un sistema de clasificación transparente y eficaz de alcance europeo.

Se calcula que el sector de los videojuegos alcanzará este año en la UE unos ingresos de 7.300 millones de euros. La Comisaria de Medios de Comunicación, Viviane Reding, expresó su satisfacción ante el auge de las ventas, aunque señaló que “implica también una mayor responsabilidad para la industria”. En cuanto al sistema actual de información paneuropea sobre juegos (PEGI), la Comisaria dijo que se trataba de un primer paso positivo.

El sistema PEGI se utiliza en 20 países de la UE y el objetivo es que se amplíe a todos los Veintisiete. “El mensaje claro que queremos transmitir es que la industria y las autoridades nacionales deben hacer más para asegurarse de que todos los padres puedan tomar las decisiones adecuadas para ellos mismos y para sus hijos”, añadió Meglena Kuneva, Comisaria de Consumo.

¿Cuáles son los siguientes pasos?

  • la industria debe mejorar periódicamente los sistemas PEGI y PEGI Online y darles mayor difusión
  • los Estados miembros tienen que integrar PEGI en sus propios sistemas de clasificación y darlo a conocer a los usuarios
  • hay que encontrar nuevas formas de comprobar la edad de los compradores
  • se debe adoptar un código de conducta paneuropeo sobre la venta de videojuegos a los menores.

Estas medidas no admiten demora: los videojuegos son cada vez más accesibles a través de Internet y de los teléfonos móviles que, según las previsiones, representarán el 33 % de las ventas en 2010. El valor económico del sector equivale ya a la mitad del mercado europeo de la música y supera los ingresos del cine.

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles