Recorrido de navegación

La morosidad, un pesado lastre - 08/04/2009

Informático trabajando en un proyecto con financiación pública ©CE

El problema del retraso en los pagos, que siempre ha existido en Europa, dificulta la recuperación económica y la salida de la recesión.

Supongamos que usted tiene una empresa y acaba de finalizar una obra importante. Ahora le pagarán, ¿no? Ojalá tenga suerte: tal y como están las cosas, pueden pasar meses antes de que vea un céntimo.

La morosidad English es una práctica habitual en muchos países del mundo y los de la UE no son una excepción. El retraso en los pagos es una sangría para la economía europea: provoca una de cada cuatro quiebras y destruye cada año unos 450.000 puestos de trabajo. Las pequeñas empresas son las más vulnerables, ya que dependen de la recepción puntual de los pagos para mantener sus flujos de dinero, especialmente ahora que los bancos están poco dispuestos a dar crédito.

Los contratistas públicos conocen bien el problema porque, a la hora de no pagar a tiempo, las administraciones públicas se llevan a veces la palma.

Ante el aumento de las denuncias, la Comisión ha elaborado un proyecto de Directiva para endurecer las sanciones contra la morosidad.

Según la propuesta, las administraciones y los organismos públicos que no abonen una factura en 30 días tendrían que hacer frente a una multa del 5% del importe pagadero. Además, se les podrían reclamar intereses de demora y el reembolso de los costes de cobro.

Estas mismas normas se aplicarían a la morosidad privada, salvo en lo que respecta a la indemnización del 5%.

La rápida adopción de esta Directiva aliviaría en parte la situación de las empresas e impulsaría la integración de las economías europeas. Los impagos hacen que los empresarios se vuelvan muy precavidos ante la posibilidad de hacer negocios en otros países. Esto frena el crecimiento y la competitividad.

Según una encuesta realizada recientemente a las empresas de Europa, en 2008 los poderes públicos tardaron una media de 65 días en pagar sus facturas (unos 10 días más que el sector privado). Sin embargo, las medias nacionales son muy dispares y en algunos países superan los tres meses.

Por su parte, la Comisión se ha comprometido a acelerar los primeros pagos de las subvenciones y contratos otorgados por la UE. Además, recurrirá a licitaciones estándar y publicará antes las convocatorias para abreviar los procedimientos de contratación.

El Defensor del Pueblo Europeo ha pedido que la Comisión elabore un informe sobre las medidas adoptadas contra la morosidad. Más del 20% de los pagos efectuados en 2007 se hicieron con retraso.

Medidas de la UE contra la morosidad English

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?

Enlaces útiles