Recorrido de navegación

Un nuevo concepto de educación

¿De qué se trata?

"Un nuevo concepto de educación" se lanzó en 2012 para reformar los sistemas educativos de toda la UE de forma que satisfagan la creciente demanda de mejores niveles de competencias y reduzcan el desempleo.

La iniciativa se centra en tres campos que necesitan reformas:

  • calidad
  • accesibilidad 
  • financiación.

Las reformas deberán:

  • mejorar los niveles básicos de cualificación
  • impulsar la formación de aprendices
  • potenciar las competencias de emprendimiento
  • mejorar las competencias en idiomas.
¿Por qué?

Los mercados de trabajo y la demanda de cualificaciones van cambiando: los sistemas educativos deben adaptarse para atender al aumento de la demanda previsto en la próxima década.

Pese a cuantiosas inversiones, los sistemas educativos de varios países de la UE siguen siendo incapaces de afrontar estos retos. Los países de la UE están aún muy lejos de haber alcanzado el objetivo de que los alumnos salgan de la escuela dominando dos lenguas extranjeras.

De ahí la vital importancia de distribuir los recursos educativos con eficiencia, máxime dadas las medidas de austeridad vigentes en toda la UE.

¿Qué se ha hecho hasta ahora?

Se ha hecho un exhaustivo análisis de todos los países de la UE para establecer buenos valores de referencia, que permitan elaborar políticas basadas en datos concretos.

Después de "Un nuevo concepto de educación" y los análisis de cada país, el Consejo publicó unas Conclusiones sobre la inversión en educación y formación.

¿Cuáles son los pasos siguientes?

La Comisión Europea seguirá tomando medidas y manteniendo debates para garantizar que hasta 2020 se introduzcan en los sistemas educativos nuevos métodos de enseñanza y aprendizaje que doten a los estudiantes de cualificaciones adecuadas para el empleo.

Entre las iniciativas cabe citar: