Recorrido de navegación

Lenguas regionales y minoritarias

¿De qué se trata?

La Unión Europea tiene más de 60 lenguas regionales y minoritarias autóctonas, que hablan con asiduidad hasta 40 millones de personas.

Entre ellas hay lenguas mayoritarias en un país pero minoritarias en otros y lenguas de poblaciones minoritarias como el yidis y el romaní.

Casi todas las comunidades que hablan lenguas regionales y minoritarias tienen dificultades para preservar y desarrollar su idioma. Por ejemplo, las lenguas sami del norte de Finlandia, Suecia, Noruega y la península de Kola (Rusia) apenas tienen unos centenares de hablantes en algunas comunidades y están en peligro de desaparecer.

Los gobiernos nacionales son los principales responsables de tomar decisiones sobre política lingüística. Esto se aplica a las lenguas contempladas en la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias del Consejo de Europa.

Pero también tienen responsabilidades los proveedores de educación, las administraciones regionales y locales, las patronales, los sindicatos y los medios de comunicación.

¿Qué papel tiene la Unión Europea?

La Comisión Europea colabora con los gobiernos nacionales y toda clase de grupos de interés para que fijen objetivos compartidos y apoya sus esfuerzos, en particular animándoles a compartir buenas prácticas.

La Comisión también contribuye a financiar proyectos y asociaciones para sensibilizar sobre las lenguas minoritarias, impulsar su enseñanza y aprendizaje y ayudarlas a sobrevivir. Así, ha financiado el estudio Euromosaic, que traza todo un panorama de la variedad de idiomas en la UE.

¿Qué se está haciendo?

Entre los proyectos financiados figuran:

  • CRAMLAP  (proyecto para las lenguas célticas, regionales y minoritarias en el extranjero): evaluó el apoyo a las lenguas célticas y otras lenguas regionales en la enseñanza superior.
  • NPLD (Red Europea para la Promoción de la Diversidad Lingüística): política y planificación para las lenguas constitucionales, regionales y de pequeños Estados en Europa.

Erasmus+ ofrece oportunidades de apoyar nuevas asociaciones estratégicas de enseñanza y aprendizaje de lenguas regionales y minoritarias.