Recorrido de navegación

Protección de datos personales

connect.com © Louise Gagnon, Fotolia

En enero de 2012, la Comisión Europea propuso una gran reforma de la legislación sobre protección de datos en la UE. Completar esta reforma es una prioridad política para 2015. El objetivo de este nuevo conjunto de normas es volver a dar a los ciudadanos el control de sus datos personales y simplificar el contexto reglamentario para las empresas. La reforma de la protección de datos es un factor clave del mercado único digital, considerado prioritario por la Comisión. La reforma permitirá que los ciudadanos y las empresas europeas se beneficien plenamente de las ventajas de la economía digital.

Cada vez que abre una cuenta bancaria, se une a una red social en Internet o reserva un vuelo en línea, está facilitando información personal esencial, como su nombre, dirección y número de tarjeta de crédito.

¿Qué pasa con estos datos? ¿Podrían caer en las manos equivocadas? ¿Qué derechos tiene en lo que respecta a su información personal?

Todo el mundo tiene derecho a proteger sus datos personales

Según la legislación comunitaria, los datos personales solo se pueden recabar legalmente si se cumplen unas estrictas condiciones y se utilizan para un propósito legítimo. Además, las personas u organizaciones que recogen y gestionan los datos personales deben protegerlos de un uso indebido y respetar ciertos derechos de los propietarios de los datos, que están garantizados por las leyes de la UE.

En la UE, empresas, autoridades públicas y particulares transfieren enormes cantidades de datos personales a otros países todos los días. Si los distintos países tuvieran normas contradictorias en materia de protección de datos, esto perturbaría el normal desarrollo de los intercambios internacionales. Los particulares también podrían mostrarse reacios a transferir datos personales al extranjero, si desconfiaran del nivel de protección existente en otros países.

Por todos estos motivos, se han establecido normas comunes en la UE para garantizar que los datos personales gocen de un elevado nivel de protección en cualquier parte de la Unión. Los ciudadanos tienen derecho de reclamación y de reparación si sus datos son objeto de un uso indebido en cualquier país de la UE.

La Directiva sobre protección de datos de la UE prevé igualmente normas específicas para la transferencia de datos personales fuera de la Unión, con el fin de garantizar la mejor protección posible de los datos cuando estos se exporten al extranjero.

Temas de justicia en Twitter