Recorrido de navegación

Inicio

Justicia penal RSS

Mazo y bandera de la Unión Europea © Gina Sanders, fotolia

Combatir los delitos implica la intensificación del diálogo y las acciones entre las autoridades judiciales penales de los países de la UE.

Durante mucho tiempo, la UE ha intentado con las manos atadas crear un área de justicia penal europea:

  • La regla de unanimidad, según la cual se requiere el acuerdo de todos los gobiernos de la UE para la toma de decisiones, ha tenido como resultado en muchos casos un enfoque de " común mínimo denominador ".
  • La Comisión no tenía ningún poder ejecutorio.
  • Los parlamentos y los tribunales apenas tenían voz.

Por consiguiente, el progreso en este ámbito ha estado limitado y la atención se ha centrado en los aspectos relacionados con la seguridad.

Tras la entrada en vigor del Tratado de Lisboa Elija traducciones del enlace precedente , finalmente será posible el equilibrio entre seguridad y justicia.

Fortalecimiento de la confianza mutua

De acuerdo con el Tratado de Maastricht en 1993, la cooperación judicial en materia de delitos penales se estableció en el ámbito del "tercer pilar". Según la estructura formal de división en pilares, el Tratado de Lisboa български (bg)czech (cs)dansk (da)Deutsch (de)eesti (et)ελληνικά (el)English (en)Français (fr)Gaeilge (ga)italiano (it)latviešu (lv)lietuvių (lt)magyar (hu)Malti (mt)Nederlands (nl)polski (pl)português (pt)română (ro)slovenčina (sk)slovenščina (sl)suomi (fi)svenska (sv) subsana las deficiencias del sistema anterior. En última instancia, esto contribuirá a la creación de un área común de justicia europea en la que se fomente la confianza mutua y la colaboración de los agentes de la ley y las autoridades judiciales nacionales.

De este modo, aumentará la confianza de los ciudadanos en la justicia de los procedimientos, especialmente en lo que respecta a la protección de sus derechos en los tribunales de otros países o en caso de ser víctimas de un delito.

El aumento de la confianza mutua es una condición previa el reconocimiento mutuo de las decisiones judiciales entre los países de la UE. Con el fin de aumentar dicha confianza, se deben establecer niveles mínimos comunes en relación con el derecho a un juicio justo y los derechos de las víctimas de delitos.

En el año 2009 en Estocolmo, el Consejo Europeo adoptó el "Programa de Estocolmo: una Europa abierta y segura que sirva y proteja al ciudadano pdf български (bg)czech (cs)dansk (da)Deutsch (de)eesti (et)ελληνικά (el)English (en)Français (fr)Gaeilge (ga)italiano (it)latviešu (lv)lietuvių (lt)magyar (hu)Malti (mt)Nederlands (nl)polski (pl)português (pt)română (ro)slovenčina (sk)slovenščina (sl)suomi (fi)svenska (sv) ".

Para asumir los retos futuros y fortalecer aún más el área de justicia, la Comisión ha adoptado un ambicioso plan de acción para implementar el programa de Estocolmo български (bg)czech (cs)dansk (da)Deutsch (de)eesti (et)ελληνικά (el)English (en)Français (fr)Gaeilge (ga)italiano (it)latviešu (lv)lietuvių (lt)magyar (hu)Malti (mt)Nederlands (nl)polski (pl)português (pt)română (ro)slovenčina (sk)slovenščina (sl)suomi (fi)svenska (sv). En este plan se establecen las prioridades de la UE en este ámbito para el período 2010-2014.

Las mejoras planificadas en el ámbito de la justicia penal incluyen:

  • Fortalecimiento del papel de Eurojust Elija traducciones del enlace precedente .
  • Creación de una fiscalía pública europea Elija traducciones del enlace precedente .
  • Aplicación de un enfoque más coherente para las sanciones penales.
  • Consolidación de los derechos procesales y asistencia más eficaz para las víctimas de delitos.