Vacunación

Política

La vacunación —que consiste en inmunizar a las personas contra enfermedades causadas por virus o bacterias— es sin lugar a dudas una de las medidas de salud pública más eficaces que existen. Su uso generalizado ha permitido erradicar de Europa la viruela y la poliomielitis.

Ámbito nacional

Todos los países miembros recomiendan vacunarse contra enfermedades graves y en ocasiones mortales. Sin embargo, todavía hay vacunas que no se valoran ni utilizan suficientemente.

Ámbito europeo

Para ayudar a los países miembros a mantener o aumentar los índices de vacunación contra enfermedades que pueden evitarse por este medio, la Comisión:

  • ayuda a introducir las vacunas contra el cáncer de cuello de útero 
  • promueve la vacunación contra la gripe estacional de las personas para quienes contraer la gripe supone un riesgo de enfermedad grave ("grupos de riesgo"): la Recomendación del Consejo adoptada el 22 de diciembre de 2009 insta a los países miembros a que se comprometan a garantizar, antes del invierno 2014-2015, la vacunación anual contra la gripe estacional al 75% de las personas pertenecientes a grupos de riesgo
  • anima a los países miembros a garantizar que se administren las principales vacunas infantiles a un máximo de niños.

La Comisión también ha ayudado a los países miembros a elaborar una estrategia de vacunación contra la pandemia de gripe H1N1  (la "gripe A").