Proyectos a largo plazo

En la Unión Europea, los Estados miembros son responsables de la gestión de los sistemas de asistencia sanitaria...

En la Unión Europea, los Estados miembros son responsables de la gestión de los sistemas de asistencia sanitaria —así como de su financiación y planificación— en función de las necesidades de la población. Hoy día, todo los sistemas nacionales de asistencia sanitaria tienen que enfrentarse a nuevas dificultades, como las que plantean el envejecimiento de la población y el mayor nivel de exigencia de los pacientes. Para superar estos retos, la Unión propone un esfuerzo concertado de modernización. Al apoyar a los Estados miembros en sus tareas de reforma, la Unión recomienda que los sistemas nacionales adopten tres objetivos a largo plazo, de realización paralela: El primero es la accesibilidad, ya que la asistencia sanitaria es un derecho de los ciudadanos. Sin embargo, está a menudo condicionada por la posición social de las personas. Así pues, es especialmente importante que se garantice el acceso a la misma por parte de los grupos desfavorecidos y de las personas más necesitadas. El segundo es la prestación de una asistencia sanitaria de calidad, lo cual exige que los Gobiernos nacionales logren la mejor relación posible entre los beneficios para la salud y los costes que ocasionan los medicamentos y las prestaciones. El tercero es la sostenibilidad, ya que la disponibilidad de una asistencia de calidad que sea accesible para la población exige cierto nivel de financiación.

Gracias a los intercambios de buenas prácticas y de experiencia, sería posible marcar la trayectoria de las políticas que se introduzcan, así como comparar los sistemas de asistencia sanitaria y fomentar los avances en este ámbito. Para lograr estos objetivos es fundamental la cooperación de todas las partes implicadas (autoridades públicas, profesionales de la salud, organismos de protección social, compañías de seguros complementarios y usuarios), con el fin de construir asociaciones fuertes.