Infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria

Se denominan infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria aquellas que el paciente puede contraer al recibir cuidados de salud o durante su estancia en un centro asistencial (para recibir cuidados diurnos, hospitalarios, a largo plazo, etc.). Cuando se producen en hospitales, se denominan infecciones hospitalarias o nosocomiales. Se calcula que afectan a unos 4,1 millones de pacientes al año en la UE y provocan un aumento considerable de enfermedades, fallecimientos y costes. Su tratamiento es a menudo difícil debido que los microorganismos que las causan son resistentes a los antibióticos Elija traducciones del enlace precedente български (bg) čeština (cs) dansk (da) Deutsch (de) eesti keel (et) ελληνικά (el) English (en) français (fr) italiano (it) latviešu valoda (lv) lietuvių kalba (lt) magyar (hu) Malti (mt) Nederlands (nl) polski (pl) português (pt) română (ro) slovenčina (sk) slovenščina (sl) suomi (fi) svenska (sv) .

Si a ello añadimos la creciente movilidad dentro de los sistemas sanitarios y entre los mismos y la libertad que existe en la UE de recibir tratamiento fuera del país de residencia, el resultado es que estos microorganismos resistentes pueden diseminarse con rapidez en var

Medidas europeas en materia de infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria

Insta a los gobiernos de los países miembros a introducir o reforzar medidas preventivas y de supervisión, formación del personal sanitario, información al paciente y apoyo a la investigación.

  • 2006 – Respuestas a la consulta de la UE sobre enfermedades relacionadas con la asistencia sanitaria Elija traducciones del enlace precedente English (en)
  • 2005 – Consulta pública de la UE: prevención y lucha contra las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria Elija traducciones del enlace precedente English (en)
  • 2005 – Informe de la UE sobre el uso prudente de agentes antimicrobianos en medicina Elija traducciones del enlace precedente English (en)

Subraya que no sólo la aparición, sino también la diseminación es un factor importante de la resistencia antimicrobiana.