Entornos saludables

Política

A la salud pública le afectan factores ecológicos de muy diversa índole, como son:

  • los contaminantes atmosféricos, que agravan o son causa de enfermedades respiratorias, alergias, intoxicación y cáncer
  • los entornos poco seguros, que pueden ser responsables de accidentes y lesiones y limitar la actividad física, y
  • otros factores, como las sustancias químicas, la contaminación y las alergias alimentarias, la contaminación del suelo, la calidad de la vivienda, la planificación del espacio urbano, el ruido, el agua, el saneamiento, etc.

La UE colabora estrechamente con las administraciones y los expertos nacionales para promover entornos saludables y responder a las amenazas para la salud, entre ellas el cambio climático .

Salud y medio ambiente

Los factores medioambientales  son causa de un número importante de enfermedades en los países industrializados. Las enfermedades respiratorias y algunos tipos de cáncer son especialmente preocupantes, sobre todo porque los niños están más expuestos que los adultos.

Con respecto a esta cuestión, la Comisión aplica un enfoque integrado en el que participan todos los interesados en la elaboración de políticas y que incluye:

La Comisión también trabaja mano a mano con la OMS Europa .

Accidentes y lesiones

Con 235.000 víctimas mortales cada año, los accidentes  son la cuarta causa de muerte en la UE.

Aquí se incluyen los accidentes laborales y de tráfico, así como las muertes por intoxicación, ahogamiento y caídas.

En la medida de lo posible, la Comisión trata de abordar las causas tomando medidas para mejorar aspectos como la vivienda, la planificación de los espacios urbanos y rurales y la actividad física.

Véase también la seguridad de los productos.

Campos electromagnéticos

El rápido desarrollo de los teléfonos móviles y otros electrodomésticos desde los años noventa ha aumentado considerablemente nuestra exposición diaria a los campos electromagnéticos. Esto ha suscitado preocupación por sus posibles efectos adversos para la salud.

Entre las medidas adoptadas por la UE con respecto a los campos electromagnéticos  se incluye la de instar a los gobiernos nacionales a que evalúen la posible exposición y tomen las medidas oportunas cuando se rebasen los umbrales seguros.