Política

En las últimas décadas, los países de la UE han logrado mantener a raya numerosas enfermedades transmisibles gracias al tratamiento y la prevención. El número de casos de enfermedades infecciosas se ha reducido o se ha mantenido estable, y la mayoría de los fallecimientos que se producen ahora en los países de la UE obedecen a enfermedades no infecciosas como el cáncer o las enfermedades cardiovasculares.

Sin embargo, los microorganismos se adaptan, por lo que se ha de temer la aparición de nuevas infecciones, como ya ocurrió con el VIH/SIDA en los años ochenta, las variantes de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob en los noventa, el SARS en 2003 y la gripe pandémica. También debemos hacer frente a otros retos, como la resistencia de los microorganismos a los antibióticos.

En respuesta a la amenaza de las enfermedades transmisibles, la política de la UE se ha centrado en:

  • la vigilancia
  • la detección rápida
  • la respuesta rápida

Red de la UE

Desde 1999 la UE cuenta con una red para la vigilancia epidemiológica y el control de las enfermedades transmisibles Elija traducciones del enlace precedente English (en) . Se centra en los siguientes aspectos:

CEPCE (Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades)

El CEPCE se creó en 2005 con el cometido de asistir a la UE en la identificación y la evaluación del riesgo que representan las enfermedades infecciosas, tanto las antiguas como las emergentes, para la salud humana.