Sangre, tejidos y órganos

Órganos

La disponibilidad de órganos de donantes es a menudo una cuestión de vida o muerte para los pacientes que necesitan un transplante. Ahora que el transplante es una técnica común, uno de los principales factores que limita el número de transplantes es la escasez de órganos.

La Comunicación sobre donación y transplante de órganos, adoptada por la Comisión en 2007, y su correspondiente evaluación de impacto  señalaban una serie de retos importantes, entre los que figuran:

  • garantizar la calidad y la seguridad de los órganos humanos
  • incrementar la disponibilidad de órganos
  • mejorar la eficiencia y la accesibilidad de los sistemas de transplante en la UE.

Una consulta pública puso de manifiesto un amplio respaldo a las iniciativas de la UE en este campo.

En diciembre de 2008, la Comisión adoptó una propuesta de Directiva que define los requisitos en materia de calidad y seguridad para los órganos humanos destinados al transplante, así como un plan de acción  para mejorar la cooperación entre los Estados miembros en este ámbito.

La Directiva sobre normas de calidad y seguridad de los órganos humanos destinados al trasplante fue adoptada por el Parlamento Europeo y el Consejo el 7 de julio de 2010 (véase la Corrección de errores de la Directiva). Establece la designación, en todos los Estados miembros, de autoridades competentes para la autorización de centros y actividades de obtención y transplante, para los sistemas de trazabilidad y para la notificación de eventos y reacciones adversos graves. Además, la Directiva establece requisitos relativos al transporte seguro de órganos y a la caracterización de cada donante y cada órgano. Los Estados miembros deberán haber incorporado a su Derecho nacional los requisitos de la Directiva como muy tarde el 27 de agosto de 2012.

Aplicaciones médicas 

Legislación y directrices 

Aplicación/actividades 

Organizaciones y grupos de interés