Sangre, tejidos y órganos

Sangre

Las donaciones de sangre y plasma humanos constituyen la base de numerosas terapias esenciales que a menudo salvan vidas. La sangre y sus componentes se utilizan también para tratamientos y procedimientos quirúrgicos rutinarios con el fin de mejorar la calidad de vida.

La UE trabaja para garantizar la calidad y la seguridad de la sangre y los componentes sanguíneos, en particular para evitar la transmisión de enfermedades, con el fin de proteger a los donantes y a los receptores.