Inseparables
Comer, comprar y vender pescado sostenible

Know

Know

Saber

Si comes, compras o vendes pescado sostenible contribuirás a que las próximas generaciones sigan disfrutando del pescado tanto como nosotros hoy.

Know page quick tabs - ES

Somos INSEPARABLES

Desde hace siglos, la vida de los europeos no se puede desligar de la pesca y los peces.

Los peces son alimento y salud.

Los peces dan trabajo.

Los peces nos hacen prosperar.

Al pescar, tenemos que asegurarnos de que queden suficientes peces en el mar para mantener la salud de nuestros ecosistemas y poder seguir pescando en el futuro.

La Unión Europea es líder mundial en gestión de la pesca y regulación de la acuicultura. Durante los últimos diez años, nuestras políticas han tenido repercusiones positivas en algunas zonas, como el Atlántico Nororiental, donde cada vez se pesca más de manera sostenible. Sin embargo, queda aún mucho por hacer para extender esta práctica a toda Europa.

En 2013, la Comisión, los gobiernos de los Estados miembros y el Parlamento Europeo acordaron una nueva Política Pesquera Común para impulsar el sector de la pesca y la acuicultura de Europa y aumentar su sostenibilidad medioambiental, económica y social.

La UE es el mayor importador mundial de productos de la pesca y debe seguir siendo un ejemplo para los demás países. 

Todos podemos hacer algo por la sostenibilidad.

Algo fundamental para que la pesca sea más sostenible es modificar nuestros hábitos de consumo de pescado. Los consumidores y responsables de los mercados tenemos que saber que el modo y el momento en que comemos, compramos y vendemos pescado tienen un impacto considerable en esta valiosa fuente de alimentación.

Esta web contiene recursos para ayudarte a elegir pescado procedente de poblaciones sanas, capturado de forma responsable y producido de manera sostenible. Aquí encontrarás:

Todos podemos cambiar las cosas. Incluso algo de poca importancia – como comer, comprar, o vender un producto de la pesca sostenible– puede contribuir a garantizar que nuestros hijos y las próximas generaciones puedan seguir teniendo la misma relación con los peces que tenemos nosotros hoy.

¿Qué se entiende exactamente por "pescado sostenible"?

Son peces, moluscos o crustáceos pescados o criados con métodos que no dañan a las poblaciones salvajes o el entorno en el que viven. Es decir, sin someter a las poblaciones a sobrepesca y sin perjudicar a los ecosistemas. En otras palabras, se trata de tomar únicamente lo que la naturaleza nos ofrece teniendo en cuenta los recursos existentes. La sostenibilidad es muy importante para la prosperidad y la viabilidad a largo plazo de las empresas y las comunidades que dependen de la pesca, tanto en Europa como en el resto del mundo.

¿Qué puedo hacer yo?

Puedes ser un consumidor activo, responsable e informado sobre el pescado que compras. Pregunta en la pescadería, el restaurante o el supermercado de dónde viene el pescado que ofrecen, si es una de las especies en peligro de extinción y cómo se ha capturado o criado. Pueden explicarte qué especies se pescan en determinadas temporadas para darles la posibilidad de reproducirse o de cuáles no es recomendable comer los ejemplares más jóvenes para permitirles constituir las futuras poblaciones.

Piensa también en la posibilidad de cambiar tus hábitos alimentarios: en la actualidad la mayor parte del consumo se limita a unas pocas especies que, precisamente por eso, son las que están más amenazadas. Los gobiernos y las normas pueden ayudar, pero tus elecciones como consumidor pueden influir en el mercado. Si compras pescado sostenible estás diciendo algo a los demás operadores del sector. El cambio está en tus manos.

¿Cómo puedo elegir bien?

Si eres un consumidor activo y te informas sobre las diferentes posibilidades, puedes tomar las decisiones adecuadas. Busca información en periódicos, revistas e internet. Lee el envase de los productos para ver si están certificados, quién los certifica y lo que eso significa realmente. Habla con tu pescadero, que estará bien enterado, y prueba a cambiar de costumbres. Hay muchas opciones sostenibles que no perjudican al medio ambiente y que suelen ser más baratas que otras alternativas. Además las elecciones sostenibles también pueden ser buenas para tu paladar y ayudarte a descubrir especies menos conocidas, volver a apreciar el pescado que comían tus abuelos o ser creativo en la cocina.

¿El pescado sostenible es más caro?

Muchas especies menos conocidas obtenidas y producidas de manera sostenible son más baratas. Puede que algunas, las más populares, no lo sean, pero el dinero extra que pagas por ellas se destina a la conservación de las poblaciones y los ecosistemas, y contribuye a crear empleo de calidad en Europa y en todo el mundo. La recuperación de las poblaciones significa que habrá más peces en el mar y, por lo tanto, más capturas potenciales, menos costes para los pescadores y, en última instancia, precios más bajos para el consumidor.

¿Qué información tengo buscar en la etiqueta?

Hay muchos tipos de etiquetas diferentes que dan información sobre dónde y cómo se ha producido el pescado, por ejemplo, si se ha criado en piscifactorías o si se ha pescado y, en este caso, con qué tipo de arte de pesca.

¿Qué es la sobrepesca y en qué medida me afecta?

En pocas palabras, la sobrepesca consiste en capturar demasiados peces. Los recursos solo son renovables (o sostenibles) si se respetan su ritmo de reproducción y su capacidad de recuperación. La sobrepesca de cada una de las especies debe preocuparnos, ya que el equilibrio de los ecosistemas es tan precario que si inclinamos la balanza demasiado en un sentido, el impacto puede extenderse a muchas otras especies. El problema podría ser incontrolable y ponerlas en peligro a todas. Para permitir que las poblaciones se recuperen y se reproduzcan tenemos que dejar de pescar intensamente las más pequeñas y pasar a pescar más racionalmente las más abundantes.

¿Entonces todo está relacionado con la manera de pescar?

Los métodos de pesca influyen en la sostenibilidad de los productos de la pesca, pero nuestros hábitos de consumo también. Las instituciones y los gobiernos europeos siguen esforzándose por mejorar la manera de capturar las especies más adecuadas y reducir el impacto ambiental de la pesca. Sin embargo, el resto de la cadena de suministro tiene también que adaptar su comportamiento para favorecer la sostenibilidad. Todos los esfuerzos del sector por mejorar la situación deben ir acompañados del compromiso y la participación de los consumidores. La sostenibilidad es una responsabilidad que compartimos todos.

¿Qué son los descartes?

Es una práctica que consiste en devolver al mar, casi siempre ya muertos, los peces después de haber sido capturados. Hay distintas razones por las que los pescadores realizan esta práctica. Una de ellas es la dificultad para seleccionar exactamente qué pescado desean capturar, especialmente cuando pescan diferentes especies al mismo tiempo. Los descartes tienen efectos negativos en el estado de conservación de las poblaciones. La UE reconoce su efecto perjudicial y ha decidido prohibirlos. Con la nueva Política Pesquera Común apoyará los pescadores que mejoren la selectividad de los artes de pesca y ayudará al mercado a utilizar lo mejor posible todos los peces capturados.

¿La sostenibilidad es buena para las empresas?

La sostenibilidad, especialmente cuando va unida a una certificación, añade valor a cualquier producto, ya que garantiza a los consumidores que lo que están comprando respeta el medio ambiente y la salud de las poblaciones de peces. Es algo que aporta algo positivo al producto, no lo perjudica. Por lo general, la sostenibilidad se asocia a mayor calidad. Abre nuevos mercados y aumenta las salidas. También contribuye a asegurar el futuro de las empresas al garantizar que el pescado que se vende seguirá estando disponible en grandes cantidades, durante los años siguientes.

¿Los productos procedentes de la acuicultura son sostenibles?

La acuicultura puede reducir la presión de la pesca sobre las poblaciones salvajes al cubrir una parte de la demanda de determinadas especies. La UE está en la vanguardia de la adaptación de las especies existentes a las condiciones de la acuicultura y el desarrollo de nuevos alimentos y técnicas de reproducción. Como cualquier otro sector, la acuicultura puede ser perjudicial si no se gestiona de manera responsable, pero las normas europeas garantizan productos de alta calidad, seguros y sostenibles en nuestras piscifactorías.

La UE aplica normas estrictas para garantizar la sostenibilidad de los productos de la acuicultura, evitar daños a los ecosistemas y ofrecer productos que cumplan los requisitos más exigentes de bienestar animal, medioambientales y sanitarios. Estas normas pueden hacer subir los precios y crear dificultades para los acuicultores que deben competir con productos de importación. A pesar de todo, la Unión Europea está convencida de que la acuicultura sostenible forma parte de la solución.

¿Qué tiene esto que ver con la nueva Política Pesquera Común (PPC)?

La Política Pesquera Común establece normas europeas de pesca y acuicultura. Se aplica a todos los que se dedican a la pesca, la acuicultura o la comercialización de productos de la pesca en la UE. Para garantizar la sostenibilidad determina, por ejemplo, las cantidades que se pueden capturar y cómo, cuándo y dónde puede hacerse. Vela por el cumplimiento y la ejecución de las normas para combatir la pesca ilegal, que tanto perjudica a los que pescan de forma sostenible. Contribuye a aumentar la transparencia y la competitividad, proporciona un marco para el funcionamiento del mercado y ayuda al  sector a adaptarse y colaborar.

La PPC es esencial para orientar la pesca europea hacia la sostenibilidad y envía un mensaje firme de liderazgo a nuestros socios internacionales. En un mundo cada vez más interdependiente es fundamental que todos contribuyamos a garantizar el futuro de los recursos, de los pescadores y del consumo de pescado. Mediante la PPC, y con la ayuda del sector y de los ciudadanos, la UE quiere reforzar su posición como líder mundial en gestión de la pesca y en normas de calidad de la acuicultura.

¿La Unión Europea es la única que se preocupa por la sostenibilidad de los productos de la pesca?

La Unión Europea colabora estrechamente con numerosas organizaciones para promover la pesca sostenible. Su política se basa en los mejores dictámenes científicos de organismos independientes, como el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (CIEM).

La UE invita a las partes interesadas —organizaciones de pescadores, ONG, autoridades nacionales y otras— a participar en la elaboración de nuevas leyes. La UE intenta mejorar la sostenibilidad medioambiental, económica y social del sector y garantizar un futuro seguro para la pesca y los empleos y oportunidades relacionados con ella

La campaña "Inseparables" se apoyará en el impulso de los compromisos de estos participantes y las múltiples y variadas iniciativas procedentes de ciudadanos y organizaciones

Coming soon