Inseparables

Criado en la UE

Criado en la UE

Criado en la UE

¿Buscas alternativas sostenibles?
Prueba el pescado criado en la UE

 

Pescado criado en la UE: una alternativa sana, fresca y local

Todos sabemos que el pescado tiene muchas proteínas, es bueno para el corazón y es una fuente abundante de vitaminas y nutrientes. Por otra parte, no es ningún secreto que estamos esquilmando nuestros mares y poniendo en peligro los recursos pesqueros. 

La piscicultura, o acuicultura, puede contribuir a aliviar la presión sobre los peces salvajes a la hora de satisfacer nuestra demanda, cada vez mayor, de pescado, en la UE y en el resto del mundo. La acuicultura es uno de los sectores alimentarios en mayor expansión en todo el mundo. Cada año representa aproximadamente la mitad del pescado que se consume y este volumen va en aumento. En otras palabras, sin la acuicultura no habría suficientes peces para alimentar a la población mundial. Habría que capturar más peces en el mar y quedaría comprometida la sostenibilidad a largo plazo de los recursos salvajes.

Los peces de piscifactoría son peces locales

Además de proporcionar unas proteínas de buena calidad para nuestra dieta, los productos de la acuicultura son locales y pueden contribuir al desarrollo de las economías locales. Actualmente, el 68% de los productos pesqueros que se consumen en la UE son de importación y solo el 10% de nuestro consumo se cría aquí. Más de 80.000 personas trabajan ya directamente en la acuicultura europea y se espera que esta cifra aumente a medida que los piscicultores de la UE nos aporten más y más productos pesqueros. Gracias a la recién reformada política pesquera y a una ayuda financiera específica, la Unión Europea apoyará el crecimiento del sector, creará más oportunidades de trabajo y garantizará que todos los peces de cría producidos en Europa sigan siendo de alta calidad, sanos y sostenibles.

Cómo funciona la acuicultura 

La acuicultura es la cría de productos de la pesca y consiste en cultivar animales marinos y de agua dulce, y últimamente también de diferentes tipos de algas. Practicada en toda Europa, esta actividad produce numerosas especies de peces, moluscos, crustáceos y algas. Se utilizan para ello diferentes métodos de cría: algunos tradicionales (bateas, redes o cisternas) y otros más sofisticados (sistemas de recirculación del agua). Cerca de la mitad de la producción de la UE se compone de crustáceos y moluscos, siendo los mejillones y las ostras los de mayor aceptación, mientras que los peces marinos, como el salmón, la dorada y la lubina, representan aproximadamente un cuarto de la producción. Los peces de agua dulce, como la trucha y la carpa, suponen alrededor de otro quinto de la producción.

Al igual que en la agricultura, las primeras prioridades son siempre producir alimentos sanos para los consumidores, proteger el bienestar de los animales y respetar el medio ambiente. Un agua limpia y condiciones de vida higiénicas son fundamentales para los piscicultores. En muchos casos, los peces o moluscos pueden encontrar en el entorno los nutrientes que necesitan pero, si es necesario, los piscicultores añaden complementos a su alimentación para garantizar una dieta equilibrada y sana. Todo esto se hace en estricto cumplimiento de las rigurosas normas europeas de protección del medio ambiente y de los consumidores, para que el pescado criado en la UE sea sostenible, fresco, seguro, local y fácilmente identificable.

¿Por qué es necesaria la acuicultura?

Comer pescado es bueno para la salud, pero no hay suficientes peces y moluscos salvajes para satisfacer la demanda actual. La pesca sostenible y la acuicultura van de la mano. Solo juntas pueden producir el pescado suficiente para satisfacer la demanda de la creciente población mundial sin poner en peligro el futuro a largo plazo de nuestras poblaciones de peces salvajes.
En la UE importamos un 68% del pescado que comemos. Una parte considerable procede de piscifactorías. Solo el 10% de los productos que consumimos se cría en la UE. Comer más pescado de acuicultura significa explotar menos las poblaciones salvajes, depender menos de la importaciones, crear más empleo e impulsar el crecimiento en nuestras economías locales.

¿Cuáles son las principales especies que se crían en la UE?

Aproximadamente el 50% de los productos de la acuicultura son crustáceos y moluscos, sobre todo mejillones y ostras. Otros peces marinos, como el salmón, la dorada y la lubina, representan alrededor del 27% de la producción acuícola, mientras que los peces de agua dulce, como la trucha y la carpa, representan un 23%.
En la UE se crían muy distintas especies, como almejas, vieiras, langostas, tilapias, esturiones (caviar), e incluso algunas de las especies salvajes más capturadas, como el rodaballo, el bacalao o el lenguado. También se está desarrollando la producción de algas. 
Más información en:

http://ec.europa.eu/fisheries/cfp/aquaculture/species/index_es.htm

¿Cómo se crían los peces?

Los moluscos, como mejillones y ostras, se crían en bateas, palos o estructuras en forma de mesa. Necesitan agua limpia para alimentarse de los nutrientes que se encuentran en el agua. Los peces marinos, como el salmón y la lubina, se crían en grandes cercados de redes, suspendidos en la superficie del mar. Los peces de agua dulce, como la trucha, suelen criarse en cisternas a las que se desvía el agua de los ríos. Otros peces de agua dulce, como la carpa, se crían en grandes lagos y estanques.
Más información en:
http://ec.europa.eu/fisheries/cfp/aquaculture/aquaculture_methods/index_es.htm

¿Es cierto que la acuicultura puede dañar el medio ambiente?

Como cualquier otra actividad humana, la acuicultura debe gestionarse de manera sostenible y responsable. Como todos los demás productores de alimentos, los piscicultores tienen la obligación de cumplir normas medioambientales y sanitarias. Las normas medioambientales de la UE se encuentran entre las más estrictas y eficaces del mundo. Pero además los acuicultores deben contribuir activamente a la protección del medio ambiente: por ejemplo, los estanques utilizados en la acuicultura ayudan a conservar los paisajes naturales y los hábitats de aves salvajes y otras especies amenazadas.
Los moluscos ayudan a limpiar las aguas costeras ya que absorben nutrientes que de otro modo podrían perjudicar a la calidad del agua. Por último, la sostenibilidad también es un buen acuerdo comercial y los piscicultores son los primeros en controlar y proteger el medio ambiente para garantizar que no haya ningún impacto negativo.

¿El pescado de piscifactoría es tan sano como el del mar?

La legislación de la UE establece normas rigurosas, como los niveles máximos de contaminantes, para garantizar que los alimentos que consumimos sean seguros. Esos niveles son los mismos para los peces de una y otra procedencia y un estricto sistema de controles oficiales garantiza que solo lleguen a nuestras mesas alimentos sanos, vengan de la UE o de otros países.

Para producir un kilo de salmón de piscifactoría se necesita más de un kilo de pescado salvaje. ¿Tiene sentido alimentar a los peces de cría con peces salvajes?

La necesidad de alimentar con peces salvajes a los peces carnívoros como el salmón supone inevitablemente un reto para la acuicultura sostenible. Gracias a la mejora de la disponibilidad y la utilización de soluciones alternativas, y a la mayor eficiencia de la alimentación, está disminuyendo constantemente la proporción de peces salvajes utilizada para producir un kilo de pescado de piscifactoría. Además de las consideraciones de sostenibilidad hay también un claro incentivo económico para los acuicultores en recurrir menos a peces salvajes, ya que representan uno de sus mayores costes de producción. La Comisión tiene la intención de ayudar al sector a mejorar esta situación.
No obstante, hay que recordar que la mitad del volumen de la producción acuícola europea procede de los moluscos, que no necesitan complementos alimentarios. También es el caso de peces no carnívoros, como la carpa.

¿Qué hace la UE para apoyar la acuicultura?

La Política Pesquera Común, reformada recientemente, va a ayudar prioritariamente al sector de la acuicultura. Ya ha publicado una serie de directrices que presentan las prioridades comunes y los objetivos generales de la acuicultura europea. Los cuatro aspectos prioritarios son:

  • normas sanitarias y medioambientales de alta calidad
  • mejorar el acceso al espacio y al agua
  • reducir los gastos administrativos para el sector
  • aumentar la competitividad

La UE aportará una ayuda financiera (mediante el FEMP) que garantice que los acuicultores puedan desarrollar con éxito su actividad y en las mejores condiciones posibles. Invertirá además en investigación sobre las interacciones con el medio ambiente, sobre sanidad y nutrición de los peces de piscifactoría y sobre reproducción y cría, todos ellos elementos esenciales para el desarrollo sostenible de la acuicultura europea.

Proyecto escolar: aprender cosas sobre la acuicultura europea

Puede que se trate del sector más pujante para la producción de alimentos en todo el mundo, pero sorprende que la acuicultura, es decir, la cría de peces, siga siendo una auténtica desconocida fuera del sector.

El proyecto escolar «Farmed in the EU» se ha diseñado específicamente para dar a conocer el sector de la acuicultura a los adolescentes europeos (entre 12 y 18 años). El proyecto acercará la cría de peces a los estudiantes y les descubrirá en qué medida afecta a sus comunidades locales.

Podrán analizar su papel en la producción de alimentos y la protección del medio ambiente y, además, descubrirán las distintas oportunidades empresariales y profesionales que ofrece la acuicultura.

Las posibilidades son inmensas en cuanto a las investigaciones y los descubrimientos que pueden llevar a cabo los estudiantes sobre los distintos peces, moluscos, crustáceos y algas, tanto de agua dulce como del entorno marino, que se producen en el sector aplicando métodos tradicionales y modernos.

En estos momentos, el proyecto se encuentra implantado en fase experimental en veinte colegios de diez países de la UE (Alemania, España, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Polonia, Reino Unido y República Checa).

La vuelta al cole de los acuicultores

Una parte fundamental del proyecto es la visita de acuicultores a colegios para que los estudiantes tengan la oportunidad de hablar con un especialista, amplíen su propia investigación y participen en una sesión formativa divertida e interactiva a la vez.

Se han diseñado materiales con el fin de que los profesores tengan todo en su mano para planificar y llevar a cabo el proyecto desde la primera lección, pasando por la visita, hasta las propias actividades de seguimiento, las cuales podrían centrarse en cualquier tema, como por ejemplo nutrición y cocina, ciencia y tecnología o comunicación y arte. 

Implícate

El material elaborado por los estudiantes se publicará de forma periódica en nuestras redes sociales.

Puedes mantenernos informados en la siguiente dirección: mare-communication@ec.europa.eu

Material escolar

Si deseas más información sobre este proyecto, puedes consultar este folleto.
También se hará pública en próximas fechas una lista con los acuicultores participantes que se irá actualizando con frecuencia.

Conviene destacar que la Unión Europea no podrá asumir ningún coste.