Estadísticas de delincuencia y justicia penal

This is the stable Version.

Revisión a fecha de 14:12 16 jul 2018; Rosswen (Discusión | contribuciones)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Datos recogidos en mayo de 2017. Datos más recientes: Más información de Eurostat, Tablas principales y Base de datos. Fecha prevista para la actualización del artículo: octubre de 2018.
Gráfico 1: Violaciones, agresiones sexuales, homicidios intencionados y agresiones registrados por la policía, EU-28, 2008-2015
(2008 = 100)
Fuente: Eurostat (crim_off_cat)
Gráfico 2: Robos con intimidación, allanamiento de morada, hurtos y actos ilegales que involucraron drogas o precursores controlados, registrados por la policía, EU-28, 2008-2015
(2008 = 100)
Fuente: Eurostat (crim_off_cat)
Gráfico 3: Delitos de violencia sexual registrados por la policía, EU-28, 2008-2015
(2008 = 100)
Fuente: Eurostat (crim_off_cat)
Gráfico 4: Delitos de violencia sexual registrados por la policía, personas por estatus jurídico y por sexo, EU-28, 2015
(% del total)
Fuente: Eurostat (crim_hom_soff)
Gráfico 5: Personal en el sistema de justicia penal, EU-28, 2008-2015
(2008 = 100)
Fuente: Eurostat (crim_just_job)
Gráfico 6: Personal en el sistema de justicia penal por sexo, EU-28, 2015
(% del total)
Fuente: Eurostat (crim_just_job)
Gráfico 7: Población carcelaria, EU-28, 2008-2015
(2008 = 100)
Fuente: Eurostat (crim_pris_age) y (crim_pris_ctz)

Este artículo presenta estadísticas de delincuencia de toda la Unión Europea (UE) basadas en las cifras oficiales de los delitos registrados por la policía. Se introducen además los resultados relativos al personal del sistema judicial penal y a la población carcelaria. Obsérvese que para cada agregado de la EU-28 [1], solo se incluyen en el cálculo los países con datos completos para el período 2008-2015. Esto significa que, para varios delitos, se excluye del cálculo a uno o más países debido a la falta de datos.

Principales resultados estadísticos

Violencia no sexual

Homicidio intencionado

El homicidio intencionado se define como la muerte ilícita infligida intencionadamente a una persona por otra persona, e incluye las agresiones graves causantes de muerte y la muerte como consecuencia de un ataque terrorista. El homicidio en grado de tentativa, el homicidio involuntario, la muerte por intervención jurídica, el homicidio justificable en defensa propia y la muerte debido a un conflicto armado están excluidos. Los datos sobre homicidio intencionado son bastante coherentes entre las diversas jurisdicciones de la UE, con definiciones cuya variación entre países es menor a la que existe con respecto a otros tipos de delitos.

Las cifras relativas al homicidio intencionado muestran un descenso continuado entre 2008 y 2014, antes de experimentar una recuperación en 2015 (véase el gráfico 1). El número total en la EU-28 (excluyendo los Países Bajos, Reino Unido Inglaterra y Gales y Reino Unido Escocia) en 2015 ascendió a 4 528, un 19,6 % menos que en 2008 (5 634) pero un 4,3 % más que en 2014 (4 340).

La cifra de homicidios intencionados registrados por la policía en las diversas jurisdicciones se muestra en la tabla 1 de las tablas detalladas.

Agresión

El término «agresión» se refiere a un ataque físico contra el cuerpo de otra persona que ocasione lesiones corporales graves. Excluye la agresión sexual/indecente, las amenazas y las bofetadas o los puñetazos. La agresión que ocasione la muerte también está excluida.

El número total de delitos de agresión registrados por la policía descendió casi un 40 % en toda la EU-28 (a excepción de Polonia y Reino Unido Escocia) entre 2008 y 2013, mientras que en 2014 el número se incrementó en un 3,6 % y en 2015 en un 6,6 %. (véase el gráfico 1). Los cambios técnicos limitan la comparación a lo largo de todo el período, especialmente entre 2008 y 2009 en el caso de Alemania, y entre 2009 y 2010 en los casos de Suecia y Portugal.

El número de agresiones registradas por la policía en las diversas jurisdicciones se muestra en la tabla 2 de las tablas detalladas.

Robo con intimidación

El robo con intimidación se define, a efectos de este artículo, como el apoderamiento de bienes de una persona, superando la resistencia de esta mediante la fuerza o la amenaza de la fuerza. En esta definición cabe incluir los atracos y el hurto con violencia, mientras que los hurtos efectuados por carteristas y la extorsión quedan excluidos.

Tras un descenso inicial registrado entre los años 2008 y 2009, el número de delitos registrados en la EU-28 (a excepción de Reino Unido Escocia) se incrementó a lo largo de 2011 antes de experimentar un fuerte descenso de aproximadamente un quinto entre 2013 y 2015 (véase el gráfico 2).

El número de robos con intimidación registrados por la policía en las diversas jurisdicciones se muestra en la tabla 3 de las tablas detalladas.

Secuestro

El secuestro se define como la retención ilegal de una persona o personas contra su voluntad (en particular, mediante el uso de fuerza, amenaza, fraude o seducción) con el fin de solicitar para su liberación una ganancia ilícita o cualquier otro beneficio económico u otro beneficio de orden material, o a fin de obligar a una persona a hacer o no hacer alguna cosa. Los litigios sobre la custodia de los menores quedan excluidos de esta definición.

Tras un período relativamente estable entre 2009 y 2012, se produjo un incremento en toda la EU-28 (con la excepción de Dinamarca, Rumanía, Suecia y Reino Unido Escocia) entre 2013 y 2015. El reciente incremento se debe principalmente a las cifras que registran Francia y el Reino Unido. El resto de los países, en su mayoría, no mostraron un patrón similar. Las cifras relativas a Alemania muestran un nivel relativamente estable entre 2009 y 2015, pero no resultaron comparables entre los años de 2008 a 2009, lo que afectó también al agregado de la EU-28.

El número de secuestros registrados por la policía en las diversas jurisdicciones se muestra en la tabla 4 de las tablas detalladas.

Hurto

El hurto se define como el hecho de privar a una persona u organización de su propiedad sin el uso de la fuerza, y con intención de quedarse con dicha propiedad. A efectos del presente artículo, el hurto excluye el allanamiento de morada, el robo con intimidación y el hurto de vehículos de motor.

El nivel de hurto registrado por la policía se mantuvo relativamente estable en toda la EU-28 (con la excepción de Letonia y Reino Unido Escocia) durante el período 2010-2015. Los datos relativos a Alemania y Francia han sufrido cambios metodológicos entre 2008 y 2009 que afectan a la comparabilidad total durante esos años. El Reino Unido y los Países Bajos muestran una clara tendencia a la baja entre 2008 y 2015.

El número de hurtos registrados por la policía en las diversas jurisdicciones se muestra en la tabla 5 de las tablas detalladas.

Allanamiento de morada

El allanamiento de morada se refiere al acceso no autorizado a una parte de un edificio, una vivienda u otros locales. Incluye el uso de la fuerza o de llaves falsas, con la intención de sustraer bienes (forzamiento y entrada), el hurto de bienes contenidos en una casa, un apartamento u otra vivienda, en una fábrica, una tienda o una oficina o en un establecimiento militar. Sin embargo, excluye el hurto de bienes contenidos en un vehículo, un contenedor, una máquina expendedora, un parquímetro y un prado o un recinto cercados.

La cifra de delitos de allanamiento de morada registrados por la policía en toda la EU-28 (con la excepción de Estonia, Italia, Letonia, Lituania y Reino Unido Escocia) mostró un ligero ascenso entre 2008 y 2011, antes de experimentar una tendencia a la baja entre 2012 y 2015. Los resultados más recientes (véase el gráfico 2) muestran que el número de allanamientos de morada descendió un 5,0 % en 2015. Durante el período 2008-2015, los delitos de allanamiento de morada descendieron en el Reino Unido (en un 31 % en Inglaterra y un 24 % en Irlanda del Norte), mientras que se incrementaron en Alemania (19 %) y Francia (24 %).

El número de hurtos registrados por la policía en las diversas jurisdicciones se muestra en la tabla 6 de las tablas detalladas.

Delitos relacionados con drogas

Los actos ilícitos relacionados con las drogas o precursores controlados incluyen la posesión, el cultivo, la producción, el suministro, el transporte, la importación, la exportación y la financiación ilegales de drogas, con la excepción de las que guardan relación únicamente con el uso personal.

Tras un aumento del 3,2 % en 2009, el número de delitos registrados por la policía relacionados con actos ilícitos con drogas o precursores controlados en la EU-28 (con la excepción de Reino Unido Escocia) se mantuvo bastante estable entre 2009 y 2014. Los datos más recientes disponibles indican que esta tendencia continuó en 2015, pues el número de delitos se mantuvo casi inalterado, con un descenso del 1,7 % en comparación con el año anterior (véase el gráfico 2).

El número de actos ilícitos relacionados con drogas o precursores controlados registrados por la policía en las diversas jurisdicciones se muestra en la tabla 7 de las tablas detalladas.

Violencia sexual

La violencia sexual abarca la violación y otras agresiones sexuales. La violación se define como una relación sexual sin consentimiento válido, mientras que la agresión sexual se refiere a la violencia sexual que no constituye una violación. También se entiende por agresión sexual un acto sexual no deseado, un intento de realizar un acto sexual, o el contacto o la comunicación con una atención sexual no deseada que no llegan a constituir una violación. Abarca asimismo la agresión sexual con o sin contacto físico, e incluye la agresión sexual facilitada por el uso de drogas; la agresión sexual contra un cónyuge en contra de su voluntad, la agresión sexual contra una persona desvalida, los tocamientos o las caricias no deseados, el acoso y las amenazas de carácter sexual. Por último cabe recordar que las cifras se refieren solo a los delitos registrados por la policía.

Entre 2008 y 2015, las cifras relativas a la violencia sexual disminuyeron un 9,1 % en toda la UE (con la excepción de Eslovaquia, Italia, Letonia, Luxemburgo, Polonia, Reino Unido Inglaterra y Gales y Reino Unido Escocia). Tras experimentar un descenso en 2009 y 2010, se produjo un claro aumento entre 2010 y 2014, antes de que se registrase una pequeña caída del 0,9 % en 2015.

Las cifras relativas a las violaciones muestran un aumento del 47,0 % entre 2008 y 2015 (con excepción de Italia y Reino Unido Escocia). El incremento observado en el número de violaciones de la UE es particularmente elevado debido a las cifras registradas en el Reino Unido Inglaterra y Gales (+173 % entre 2008 y 2015). A la reducción del número de agresiones sexuales a escala de la UE contribuyeron sobre todo las cifras registradas en Alemania, que no son comparables entre 2009 y 2010 (véase el gráfico 3).

El número total de delitos de violencia sexual, violación y agresión sexual registrados por la policía en las diversas jurisdicciones se muestra en las tablas 8, 9 y 10 de las tablas detalladas.

Distribución por sexo

El gráfico 4 muestra los delitos de violencia sexual registrados por la policía por sexo de las víctimas y personas sospechosas, procesadas y condenadas. La mayor parte de las víctimas de violencia sexual son mujeres (85,8 %), mientras que la mayor parte de los sospechosos (96,5 %) y de los delincuentes (98,3 % de los condenados) son hombres. Obsérvese que faltan más datos para las cifras por sexo que para los totales.

Personal en el sistema de justicia penal

En este artículo, el análisis abarca el número de agentes de policía jueces profesionales y personal penitenciario que trabajan en cárceles de adultos, con datos aplicables a la situación a día 31 de diciembre de cada año.

Los agentes de policía se definen como empleados de organismos públicos, cuyas funciones principales son la prevención, la detección y la investigación de delitos y la detención de los supuestos delincuentes. La definición excluye el personal de apoyo, como el personal de oficina y secretaría. Los jueces profesionales se definen como profesionales jurídicos oficiales que trabajan tanto a tiempo completo como a tiempo parcial, que han sido contratados y son pagados para ejercer como jueces. Están autorizados a tratar casos civiles, penales u otros, incluidos casos en tribunales de apelación, y a pronunciar resoluciones en un tribunal de justicia. Se excluyen los jueces no profesionales, tales como los jueces y magistrados legos. Por personal de las cárceles de adultos se entienden las personas empleadas en instituciones penitenciarias o correccionales, incluidas las empleadas en administración, tratamiento, custodia y demás personal, como el que trabaja en el mantenimiento de la cárcel o en el suministro de alimentos dentro de ella.

El gráfico 5 muestra la reciente evolución de la cantidad de personal en las diferentes etapas del sistema de justicia penal (policía, tribunales y prisiones).

El número total de agentes de policía en la EU-28 (con la excepción de Alemania, Italia, Irlanda y Letonia) se redujo entre 2010 y 2013, pérdida que fue compensada con un incremento en 2014. Durante 2015, el número de agentes de la policía volvió a descender un 1,2 %. En toda la EU-28 (con la excepción de Alemania, Bélgica, Bulgaria Irlanda, Italia, Luxemburgo, Malta, los Países Bajos, Reino Unido Inglaterra y Gales y Reino Unido Irlanda del Norte), el número de jueces profesionales aumentó periódicamente entre 2008 y 2015, con un incremento total del 5,6 %. En contraste con el aumento gradual del número de jueces profesionales, se produjo una reducción general en la cantidad de personal que trabaja en cárceles de adultos, con una caída del 8,9 % entre 2008 y 2015 en toda la EU-28 (con la excepción de Alemania, Bélgica, Estonia, Grecia, Francia, Letonia, Luxemburgo, los Países Bajos y Suecia).

El número total de agentes de policía en cada una de las jurisdicciones se muestra en la tabla 11 de las tablas detalladas, mientras que las tablas 14 y 17 muestran el número total de jueces profesionales y de personal que trabaja en cárceles de adultos.

Distribución por sexos

Existía una diferencia considerable en la distribución por sexo del personal que trabaja en el sistema de justicia penal de la UE (véase el gráfico 6). La representación femenina era particularmente inferior en la policía y los servicios penitenciarios, pero superior entre los jueces profesionales.

En 2015, las mujeres representaban el 20,3 % de los agentes de policía en toda la EU-28 (datos disponibles solo para catorce jurisdicciones). El porcentaje de mujeres que trabajaban en prisiones de adultos fue ligeramente superior, ya que representaban una cuarta parte del total en la EU-28 (datos disponibles solo para doce jurisdicciones), una proporción que se mantuvo relativamente estable entre 2008 y 2015. Por el contrario, las mujeres constituían una mayoría entre los jueces profesionales, con un 62,1 % del total en la EU-28 (datos disponibles para dieciséis jurisdicciones) en 2015.<

El número de hombres y mujeres policías se muestra en las tablas 12 y 13 de las tablas detalladas, mientras que las tablas 15 y 16 muestran el número de hombres y mujeres jueces y las tablas 18 y 19, la cantidad de personal masculino y femenino en las cárceles de adultos.

Población carcelaria

La población carcelaria se refiere a las instituciones bajo la autoridad de la administración penitenciaria donde se alojan personas privadas de libertad, excepto los centros de internamiento de extranjeros retenidos en espera de una investigación sobre su estatus de inmigrante, o sin derecho legal de estancia.

El número total de presos en la EU-28 (con la excepción de Bélgica) aumentó ligeramente cada año entre 2008 y 2012, y a continuación descendió un 3,6 % en 2013, un 3,5 % en 2014 y un 2,9 % en 2015. La población carcelaria en 2015 fue un 6,4 % inferior a lo que había sido en 2008 (véase el gráfico 7).

El número de presos con nacionalidad extranjera (o con nacionalidad de otro país de la UE) aumentó a un ritmo algo más rápido en 2009 y 2010 en la EU-28 (con la excepción de Alemania, Bélgica, Estonia, Malta y Suecia), pero comenzó a disminuir a partir de 2011. En 2015 estaba un 12,2 % por debajo del nivel de 2008.

Por el contrario, se produjo un considerable retroceso en el número de presos jóvenes [2] en toda la EU-28 (con la excepción de Alemania, Bélgica y España) durante el período 2008-2015. Esto se debió, en gran medida, a las reducciones experimentadas en Polonia y Reino Unido. El número de presos menores de edad se redujo por lo menos un 4 % cada año, durante el período considerado, lo que dio lugar a una reducción global del 47,6 % entre 2008 y 2015. La mayor disminución en el número de presos jóvenes se produjo en 2014, con un 14,3 %.

La población carcelaria total de las diversas jurisdicciones se muestra en la tabla 20 de las tablas detalladas, mientras que la población de presos jóvenes se muestra en la tabla 23 y el número de presos por ciudadanía (nacionales y extranjeros) se muestra en las tablas 24 y 25.

Distribución por sexo

En 2015, los hombres representaban la gran mayoría de la población carcelaria de la EU-28 (con la excepción de Austria, Bélgica, Chequia, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Estonia, Francia, Portugal y Suecia), con un 94 %, un porcentaje que se ha mantenido relativamente estable desde 2008.

El número de hombres y mujeres presos se muestra en las tablas 21 y 22 de las tablas detalladas.

Fuentes y disponibilidad de datos

Los resultados de este artículo se basan en la recopilación conjunta de datos realizada entre Eurostat y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC). La encuesta sobre tendencias delictivas elaborada por la UNODC se complementó con información adicional solicitada por Eurostat. Los datos básicos han sido facilitados por las autoridades nacionales, como la policía, la fiscalía, los juzgados y las cárceles, y en su mayor parte han sido notificados en forma de cifras resumidas del año natural. Las cifras se facilitan por jurisdicción, por ejemplo el Reino Unido consta de tres: Inglaterra y Gales, Escocia e Irlanda del Norte. Para abreviar, utilizamos el término «país» para referirnos a la unidad geográfica.

Los datos relativos a delitos notificados deben utilizar definiciones estándar en la medida de lo posible, y deben acompañarse de información detallada sobre las divergencias. Estas divergencias a menudo implican que las cifras de diferentes países no se refieren exactamente a lo mismo, aunque reciban la misma etiqueta. Las cifras de cada país pueden ser perfectamente aceptables para las estadísticas nacionales, pero no tanto para establecer comparaciones nacionales. Eurostat trabaja continuamente para mejorar la comparabilidad de las estadísticas sobre delincuencia, en cooperación con las autoridades nacionales y las instituciones de la UE. Aplicar la International Classification of Crime for Statistical Purposes (en inglés) es un componente clave de este trabajo.

Los datos sobre delincuencia son cifras oficiales basadas en los registros administrativos. Las estadísticas de delincuencia basadas en los registros de la policía excluyen obviamente aquellos que no han sido notificados a dicho cuerpo. Las inferencias en materia de delincuencia basadas en estos datos deben tener en cuenta varios factores, entre otros:

  • el sistema jurídico, los sistemas policiales y de justicia penal;
  • la proporción de delitos que deben ser notificados y registrados (por la policía);
  • el modo en que se mide el delito (notificación a la policía, identificación de sospechosos, etc.);
  • los métodos de contabilización (en casos de delitos múltiples, múltiples víctimas, etc.);
  • los delitos que se incluyen en las categorías de delincuencia nacional.

Las cifras relativas a la población carcelaria también pueden verse afectadas por varios factores, tales como:

  • el número de casos tratados por los tribunales;
  • el porcentaje de los que reciben una pena privativa de libertad;
  • la duración de las penas impuestas;
  • el tamaño de la población en prisión preventiva;
  • el período y la fecha de la encuesta, amnistías, etc.

Comparar las estadísticas sobre delincuencia entre diferentes jurisdicciones puede inducir a error si no se dispone de suficientes conocimientos sobre los métodos y los datos locales. En este artículo, se han evitado las comparaciones directas entre jurisdicciones, y el énfasis se ha puesto, en su lugar, en la evolución a lo largo del tiempo. Dichas comparaciones parten del supuesto de que las características de los sistemas nacionales de registro, etc. se mantienen bastante constantes a lo largo del tiempo. Sin embargo, los cambios aparentes en las cifras relativas a la delincuencia se deben a veces parcialmente a cambios en los métodos o definiciones.

Los análisis de las series cronológicas correspondientes a la EU-28 se basan únicamente en aquellas jurisdicciones para las que se dispone de datos con respecto a la totalidad del período (2008-2015). Los números de la EU-28 no siempre incluyen datos para todos los países, ya que faltan datos para uno o más años/países.

Está claro que los resultados globales para la EU-28 esconden variaciones entre países, de modo que las cifras nacionales se representan en un conjunto de tablas detalladas específicas, así como en la database (en inglés). Por otra parte, se puede consultar información detallada para cada país en metadata (en inglés)

Con el fin de identificar tendencias, se han calculado índices:

  • It = (Ct/C0) *valor del índice 100 para el año t
  • Ct = valor registrado para el año t
  • C0 = valor registrado en el año de referencia (aquí: el año 2008).

Las cifras totales de los registros administrativos no experimentan incertidumbre estadística como las encuestas muestrales. Aun así, sería bueno que, para la interpretación de las cifras pequeñas, las proporciones pequeñas y los cambios a corto plazo, se utilizara información pertinente adicional. Por ejemplo, en países pequeños, las tasas de homicidio pueden cambiar considerablemente de un año al siguiente, sin reflejar necesariamente un cambio en la tendencia delictiva.

La base de datos (en inglés) contiene resultados detallados de la recopilación conjunta de datos Eurostat-UNODC entre los años 2008 y 2015, con metadatos asociados. Hay además tablas para el período 1993-2007 que cubren menos delitos. Para el período 1950-1993, la totalidad de los delitos registrados por la policía está disponible para países seleccionados. Tal y como se ha dicho, para la comparación entre países, se recomienda encarecidamente a los usuarios consultar los archivos de metadatos, así como las fuentes nacionales.

Contexto

La delincuencia y la justicia son temas recurrentes en el debate público, y suscitan el interés constante de los medios de comunicación, los políticos y las organizaciones, así como de la sociedad en general. Eurostat recoge y presenta las cifras relativas a la delincuencia y a la administración de la justicia penal. El objetivo general es poner a disposición de la comunidad europea los análisis y la información pertinente para la elaboración de políticas de un modo eficaz. El Programa de la Haya de 2004 encomienda a Eurostat la elaboración de estadísticas comparables sobre delincuencia y justicia penal. Asimismo, el Programa de Estocolmo de 2010 subraya la necesidad de contar con estadísticas en materia de delincuencia. En planes de acción estratégicos se describe el trabajo concreto, normalmente para períodos de cinco años; véanse los enlaces del epígrafe «Más información».

Véase también

Más información de Eurostat

Publicaciones

Base de datos

Metodología/Metadatos

Fuente de los datos de las tablas y los gráficos (MS Excel)

Otra información

Enlaces externos

Notas

  1. Las cifras se facilitan por jurisdicción y, en particular, que el Reino Unido consta de tres jurisdicciones: Inglaterra y Gales, Escocia e Irlanda del Norte. Así pues, a efectos de estadísticas de delincuencia, un indicador de la EU-28 abarca 30 «países» (forma abreviada para «jurisdicción»).
  2. Definidos normalmente como menores de dieciocho años.