Estadísticas sobre residuos

Datos recogidos en mayo de 2017. Datos más recientes: Más información de Eurostat, Tablas principales y Base de datos. Fecha prevista para la actualización del artículo: agosto de 2018.
Tabla 1: Generación de residuos por actividades económicas y hogares, 2014
Fuente: Eurostat (env_wasgen)
Gráfico 1: Generación de residuos por actividades económicas y hogares, EU-28, 2014
(%)
Fuente: Eurostat (env_wasgen)
Gráfico 2: Generación de residuos, 2014
(kg por habitante)
Fuente: Eurostat (env_wasgen)
Gráfico 3: Generación de residuos, excluyendo los grandes residuos minerales, 2004 y 2014
(kg por habitante)
Fuente: Eurostat (env_wasgen)
Tabla 2: Generación de residuos, excluyendo los grandes residuos minerales, EU-28, 2004-2014
Fuente: Eurostat (env_wasgen)
Gráfico 4: Residuos peligrosos generados, 2010 y 2014
(% de los residuos totales)
Fuente: Eurostat (env_wasgen)
Tabla 3: Tratamiento de residuos, 2014
Fuente: Eurostat (env_wastrt)
Gráfico 5: Evolución del tratamiento de residuos, EU-28, 2004-2014
(2004 = 100)
Fuente: Eurostat (env_wastrt)
Gráfico 6: Tratamiento de residuos peligrosos, 2014
(miles de toneladas)
Fuente: Eurostat (env_wastrt)
Gráfico 7: Tratamiento de residuos peligrosos, 2014
(kg por habitante)
Fuente: Eurostat (env_wastrt)

Este artículo ofrece una visión general de la evolución de la generación y el tratamiento de residuos en la Unión Europea (UE) y en algunos terceros países. Se basa exclusivamente en los datos recogidos de conformidad con el Reglamento (CE) n.º 2150/2002 del Parlamento Europeo y del Consejo de la Unión Europea, relativo a las estadísticas sobre residuos.

Los residuos, definidos en el artículo 3, punto 1), de la Directiva 2008/98/CE como «cualquier sustancia u objeto del cual su poseedor se desprenda o tenga la intención o la obligación de desprenderse», pueden representar una enorme pérdida de recursos tanto en forma de materiales como de energía. Además, la gestión y la eliminación de los residuos pueden tener un impacto medioambiental importante. Los vertederos, por ejemplo, ocupan terreno y pueden contaminar el aire, el agua y el suelo, mientras que la incineración puede dar lugar a emisiones de contaminantes atmosféricos peligrosos.

El objetivo de las políticas de gestión de residuos de la UE es, por tanto, reducir el impacto sobre el medio ambiente y la salud y mejorar la eficiencia en el uso de los recursos de la UE. El objetivo a largo plazo de estas políticas es reducir la cantidad de residuos generados y, cuando la generación de residuos sea inevitable, promover los residuos como recurso y lograr niveles más elevados de reciclado y una eliminación de residuos segura.

Principales resultados estadísticos

Generación total de residuos

En 2014, la cantidad total de residuos generados en la EU-28 por la totalidad de actividades económicas y hogares ascendió a 2 503 millones de toneladas; esta cifra fue la más elevada de las registradas en la EU-28 durante el período 2004-2014 (la serie temporal solo existe para los años pares).

Tal y como cabe esperar, la cantidad total de residuos generados está en relación, en cierta medida, con la población y el volumen de la economía de un país. En la tabla 1 se puede apreciar que los Estados miembros más pequeños de la UE notificaron, en términos generales, los niveles más bajos de generación de residuos, mientras que los más grandes fueron responsables de los niveles más elevados. No obstante, en Bulgaria y Rumanía se generaron cantidades relativamente altas de residuos, mientras que los correspondientes niveles de Italia resultaron relativamente bajos.

En el gráfico 1 se presenta la proporción de actividades económicas diferentes, así como de viviendas en la generación de residuos total en 2014. En la EU-28, la construcción contribuyó con un 34,7 % del total en 2014, seguida por de las actividades extractivas (28,2 %), la industria manufacturera (10,2 %), los servicios de agua y residuos (9,1 %) y las viviendas (8,3 %); el 9,5 % restante correspondió a residuos procedentes de otras actividades económicas, principalmente servicios (3,9 %) y energía (3,7 %).

El gráfico 2 recoge un análisis de la cantidad de residuos generados en un formulario normalizado, en relación con el tamaño de la población. En él se pueden apreciar claramente los elevados niveles de residuos generados en algunos de los Estados miembros más pequeños de la EU, con un valor especialmente alto registrado en Bulgaria, donde, por término medio, se generaron 24,9 toneladas de residuos por habitante en 2014, cinco veces las 4,9 toneladas por habitante registradas de media en la EU-28. Varios de los Estados miembros con niveles especialmente elevados de residuos generados por habitante notificaron porcentajes muy elevados de residuos procedentes de las actividades extractivas, mientras que las actividades de construcción y demolición también registraron porcentajes altos. Muchos residuos procedentes de las actividades extractivas y de la construcción y la demolición se consideran grandes residuos minerales: el análisis presentado en el gráfico 2 distingue los grandes residuos minerales de todos los demás tipos de residuos. Casi dos tercios (64 % o 3,2 toneladas por habitante) de los residuos totales generados en la EU-28 en 2014 fueron grandes residuos minerales. La proporción relativa de grandes residuos minerales en el total de residuos generados varió considerablemente entre Estados miembros de la UE, lo que puede ser reflejo, al menos en cierta medida, de las diferencias existentes entre estructuras económicas. En general, los Estados miembros de la UE con mayores cuotas de grandes residuos minerales fueron los que se caracterizaban por tener un volumen de actividades extractivas relativamente considerable (por ejemplo Bulgaria, Suecia, Rumanía y Finlandia) o de actividades de construcción y demolición, como Luxemburgo; en estos Estados miembros, los grandes residuos minerales representaron el 85 % o más de todos los residuos generados, al igual que en Liechtenstein y Serbia. Los grandes residuos minerales representaron menos de un quinto de todos los residuos generados en Croacia, Portugal y Bélgica, así como en Noruega, Turquía, Bosnia y Herzogovina (datos de 2012), la Antigua República Yugoslava de Macedonia e Islandia (datos de 2012).

Generación de residuos, excluyendo los grandes residuos minerales

En la EU-28, en 2014 se generaron 891 millones de toneladas de residuos, excluyendo los grandes residuos minerales, lo que equivale al 36 % del total de los residuos generados (tabla 2). Expresado en relación con el tamaño de la población, en 2014 cada habitante de la EU-28 generó una media de 1,8 toneladas de residuos, excluyendo los grandes residuos minerales (véase el gráfico 3). Entre 2004 y 2014, el nivel general de residuos, excluyendo los grandes residuos minerales, descendió un 5,3 , mientras que la cantidad por habitante lo hizo en un 8,0 % (dado que la población de la UE también aumentó durante ese período).

En 2014, el promedio de la generación de residuos en los Estados miembros de la UE, excluyendo los grandes residuos minerales, se situó entre 723 kg por habitante en Croacia y 9,5 ;toneladas por habitante en Estonia. La gran cantidad de residuos generada en Estonia tiene que ver con la producción energética basada en el esquisto bituminoso.

La tabla ;2 muestra la evolución de la generación de residuos en la EU-28, excluyendo los grandes residuos minerales, analizada por actividad económica. En 2014, los niveles más altos de generación de residuos correspondieron a los servicios de agua y residuos, los hogares y las actividades manufactureras (208 millones de toneladas, 204 millones de toneladas y 184 millones de toneladas). Su evolución siguió diferentes patrones a lo largo del tiempo: la generación de residuos (excluyendo los grandes residuos minerales) derivada de los servicios de agua y residuos se incrementó un 87,7 % entre 2004 y 2014. La cantidad de residuos (excluyendo los grandes residuos minerales) procedentes de la construcción también aumentó a un ritmo rápido (incrementándose en un 57,2 % en total durante el período analizado). Al mismo tiempo, los residuos generados (excluyendo los grandes residuos minerales) por las viviendas y las actividades energéticas se mantuvieron bastante estables. Los residuos (excluyendo los grandes residuos minerales) derivados de la agricultura, la silvicultura y la pesca descendieron un 68,7 % y los de las actividades manufactureras, un 32,2 %. De igual modo, la cantidad de residuos (excluyendo los grandes residuos minerales) generados por las actividades extractivas y otros sectores también disminuyeron considerablemente, casi una cuarta parte (24,1 % y 22,7 % respectivamente).

Generación de residuos peligrosos

Los residuos peligrosos pueden suponer un gran riesgo para la salud humana y el medio ambiente si no se gestionan y se eliminan de forma segura. Entre los residuos generados en 2014 en la EU-28, alrededor de 95,0 ;millones de toneladas (3,8 % del total) se clasificaron como residuos peligrosos.

En 2014, en comparación con 2010, en la EU-28 se generó un 2,2 % más de residuos no peligrosos y un 2,8 % menos de residuos peligrosos; el volumen de estos últimos descendió de 97,8 a 95,0 millones de toneladas. En 2014, la proporción de residuos peligrosos en la generación total de residuos fue inferior al 9,0 % en todos los Estados miembros de la UE excepto en Estonia, donde la proporción fue del 47,7 % del total (véase el gráfico 7). El elevadísimo porcentaje de Estonia se debió principalmente a la producción de energía a partir de esquisto bituminoso. De los terceros países que figuran en el gráfico 4, Serbia fue el que registró la proporción más elevada de residuos peligrosos en la generación total de residuos (27,4 %) debido al elevado volumen de actividades extractivas, seguido de Montenegro (24,4 %), Bosnia y Herzegovina (21,2 %, datos de 2012) y Noruega (11,7 %).

Tratamiento de residuos

En 2014, se trataron en la EU-28 alrededor de 2 320 millones de toneladas de residuos (véase la tabla 3); esto incluye el tratamiento de residuos importados en la UE, por lo que las cantidades notificadas no se pueden comparar directamente con las referidas a la generación de residuos.

Casi la mitad (47,4 %) de los residuos tratados en la EU-28 en 2014 fue sometida a operaciones de eliminación distintas de la incineración (vertederos). Un 36,2 % más de los residuos tratados en la EU-28 en 2014 se envió a operaciones de valorización distintas de la valorización energética y el relleno (denominadas «reciclado» a efectos de simplificación). Poco más de una décima parte (10,2 %) de los residuos tratados en la EU-28 se destinaron a operaciones de relleno, mientras que la parte restante se envió a incineración, tanto con valorización energética (4,7 %) como sin ella (1,5 %). Entre los Estados miembros de la UE se observan diferencias significativas en cuanto al uso que hacen de estos diferentes métodos de tratamiento. Por ejemplo, algunos Estados miembros presentaron tasas de reciclado muy elevadas (Italia y Bélgica), mientras que otros favorecieron el tratamiento en vertederos (Bulgaria, Rumanía, Grecia, Suecia y Finlandia).

En el gráfico 5 se muestra la evolución del tratamiento de los residuos en la EU-28 para las principales categorías de tratamiento durante el período comprendido entre 2004 y 2014. La cantidad de residuos tratados por eliminación en 2014 fue un 1,7 % inferior a la de 2004; su porcentaje en el tratamiento de residuos total disminuyó del 54,6 % al 48,9 %. La cantidad de residuos valorizados, en otras palabras, incinerados con valorización energética, reciclados o utilizados para relleno (utilización de residuos en zonas excavadas, con fines de recuperación de pendientes o seguridad o para ingeniería paisajística) aumentó en un 23,4 %, pasando de 960 millones de toneladas en 2004 a 1 185 millones de toneladas en 2014; por consiguiente, el porcentaje de valorización en el tratamiento total de residuos pasó del 45,4 % en 2004 al 51,1 % en 2014.

En total, en 2014 se trataron 75,6 millones de toneladas de residuos peligrosos en la EU-28, más de la mitad de los cuales se trataron en solo tres Estados miembros de la UE: Alemania (27,2 %), Bulgaria (16,1 %) y Estonia (13,6 %)(gráfico 6).

Casi la mitad (49,0 %) de los residuos peligrosos tratados en la EU-28 se destinaron a vertederos, en otras palabras, se depositaron sobre el terreno o en su interior y se vertieron en el medio acuático en una cantidad equivalente a 73 kg por habitante (gráfico 7). Un 6,0 % de todos los residuos peligrosos se incineró sin revalorización energética (9 kg por habitante) y otro 7,4 % con valorización energética (11 kg por habitante). Más de un tercio (37,5 %) de los residuos peligrosos de la EU-28 se valorizó (se recicló o se utilizó para relleno) en 2014, una cifra equivalente a 56 kg por habitante.

Fuentes y disponibilidad de datos

Con el fin de hacer un seguimiento de la aplicación de la política de residuos, en especial del cumplimiento de los principios de valorización y eliminación segura, es necesario contar con estadísticas fiables sobre la producción y gestión de los residuos procedentes de las empresas y los hogares. En 2002, se aprobó el Reglamento (CE) n.º 2150/2002, relativo a las estadísticas sobre residuos, creándose así un marco para las estadísticas armonizadas comunitarias en este ámbito.

A partir del año de referencia 2004, el Reglamento establece que los Estados miembros de la UE deben facilitar datos sobre la generación, la valorización y la eliminación de residuos cada dos años. Actualmente se dispone de datos sobre la generación y el tratamiento de residuos correspondientes a los años de referencia pares de 2004 a 2014.

Contexto

Las políticas de gestión de residuos de la UE aspiran a reducir el impacto ambiental y sobre la salud y a mejorar la eficiencia de los recursos de la UE. El objetivo a largo plazo es convertir a Europa en una sociedad que recicle, evitando los residuos y utilizando los residuos inevitables como recursos siempre que sea posible. El objetivo es conseguir niveles muy superiores de reciclado y minimizar la extracción de recursos naturales adicionales. La gestión adecuada de los residuos es un elemento clave para garantizar la eficiencia de los recursos y el crecimiento sostenible de las economías europeas. Para más información véase la Estrategia Europa 2020 (en inglés).

De este modo, la Directiva marco sobre el agua de 2008 introdujo una jerarquía de residuos de cinco niveles donde la prevención es la mejor opción, seguida de la reutilización, el reciclado y otros tipos de valorización, con métodos de eliminación como los vertederos como último recurso. En línea con esta jerarquía, el Séptimo Programa de Acción en materia de Medio Ambiente (en inglés) establece los siguientes objetivos prioritarios para la política en materia de residuos en la UE:

  • reducir la cantidad de residuos generados;
  • maximizar el reciclado y la reutilización;
  • limitar la incineración a los materiales no reciclables;
  • limitar el uso de vertederos a residuos no reciclables y no recuperables;
  • garantizar la plena aplicación de los objetivos de la política de residuos en todos los Estados miembros de la UE.

Por otra parte, el ámbito de la gestión de los residuos constituye la segunda contribución más importante al crecimiento del empleo en la economía medioambiental, tal y como muestra la contabilidad relativa a los bienes y servicios medioambientales. Para más información, véase el artículo Environmental economy - employment and growth (en inglés).

Véase también

Más información de Eurostat

Publicaciones

Tablas principales

  • Waste (t_env_was) (en inglés), véase:
Waste generation and treatment (t_env_wasgt) (en inglés)

Base de datos

  • Waste (env_was) (en inglés), véase:
Waste generation and treatment (env_wasgt) (en inglés)

Sección especializada

Metodología/Metadatos

Fuente de los datos de las tablas y los gráficos (MS Excel)

Otra información

Enlaces externos