Estadísticas sobre los salarios mínimos

Datos recogidos en enero 2016. Datos más recientes: Más información de Eurostat, Tablas principales y Base de datos. Fecha prevista para la actualización del artículo: Junio de 2017.
Gráfico 1: Salarios mínimos, enero de 2016 (1)
(EUR al mes)
Fuente: Eurostat (earn_mw_cur)
Gráfico 2: Salarios mínimos, enero de 2016 (1)
(EPA al mes)
Fuente: Eurostat (earn_mw_cur)
Gráfico 3: Salarios mínimos en proporción del valor medio de los ingresos mensuales brutos medios, 2014 (1)
(%)
Fuente: Eurostat (earn_mw_avgr2)
Gráfico 4: Porcentaje de empleados que ganan menos del 105 % del salario mínimo mensual, octubre de 2010 (1)
(%)
Fuente: Eurostat, encuesta sobre la estructura de los salarios de 2010 y salarios mínimos; cálculo especial realizado para esta publicación; no se dispone de datos en la base de datos en línea de Eurostat

Este artículo ilustra una considerable variación entre los niveles de los salarios mínimos en los Estados miembros de la Unión Europea; también presenta una comparación con la situación en los países candidatos y los Estados Unidos.

Las estadísticas sobre salarios mínimos publicadas por Eurostat se refieren a salarios mínimos nacionales. El salario mínimo nacional suele ser aplicable a todos los trabajadores por cuenta ajena del país, o al menos a una gran mayoría de ellos. Se aplica por ley, normalmente tras consultar con los interlocutores sociales, o bien directamente mediante un convenio intersectorial de ámbito nacional.

El salario mínimo se presenta normalmente como el salario mensual bruto, es decir, antes de aplicar la deducción del impuesto sobre la renta y las cotizaciones a la seguridad social a cargo del asalariado; estas deducciones varían de un país a otro.

Eurostat publica los salarios mínimos nacionales dos veces al año. Estos salarios reflejan la situación a 1 de enero y a 1 de julio de cada año. Por consiguiente, las modificaciones de los salarios mínimos introducidas entre estas dos fechas no se presentan hasta la siguiente publicación bianual de los datos.

Principales resultados estadísticos

Variaciones en los salarios mínimos nacionales

En enero de 2016, los salarios mínimos en los Estados miembros de la UE oscilaron entre 215 EUR y 1923 EUR mensuales

En enero de 2016, veintidós de los veintiocho Estados miembros de la UE (Dinamarca, Italia, Chipre, Austria, Finlandia y Suecia fueron las excepciones) tenían un salario mínimo nacional. A partir del 1 de enero de 2016, los salarios mínimos mensuales variaron considerablemente, desde 215 EUR en Bulgaria a 1 923 EUR en Luxemburgo. También tenían un salario mínimo nacional los siguientes países candidatos de la UE: Albania, la Antigua República Yugoslava de Macedonia, Montenegro, Serbia y Turquía.

El gráfico 1 muestra los niveles de los salarios mínimos mensuales brutos en enero de 2016 (en EUR). Los países se agrupan en tres categorías, según su nivel de salario mínimo. El primer grupo comprende los países con salarios mínimos inferiores a 500 EUR mensuales: se compone de cuatro países candidatos (Albania, Montenegro, la Antigua República Yugoslava de Macedonia y Serbia) y diez Estados miembros de la UE (Bulgaria, Rumanía, Lituania, Hungría, República Checa, Eslovaquia, Estonia, Croacia y Polonia).

El segundo grupo consta de cinco Estados miembros de la UE (Portugal, Grecia, Malta, España y Eslovenia) y Turquía, con un nivel intermedio de salarios mínimos que oscila a efectos del presente artículo entre 500 EUR y menos de 1 000 EUR al mes; téngase en cuenta que en los cinco Estados miembros, el salario mínimo fue en la práctica inferior a 800 EUR mensuales.

El tercer y último grupo consta de siete Estados miembros de la UE (Francia, Alemania, Bélgica, los Países Bajos, el Reino Unido, Irlanda y Luxemburgo) donde el salario mínimo nacional fue de 1 000 EUR o más mensuales; este grupo también incluye a los Estados Unidos.

Cabe señalar que, para los Estados miembros de la UE fuera de la zona del euro que tienen salarios mínimos (Bulgaria, República Checa, Croacia, Hungría, Polonia, Rumanía y Reino Unido), así como en Albania, la Antigua República Yugoslava de Macedonia, Serbia, Turquía y los Estados Unidos, tanto los niveles como la clasificación de los salarios mínimos expresados en euros se ven afectados por los tipos de cambio.

Salarios mínimos expresados en estándares de poder adquisitivo

La brecha entre países en lo que respecta al nivel del salario mínimo es considerablemente inferior cuando se tienen en cuenta las diferencias existentes en los niveles de precios.

En el gráfico 2 se comparan los salarios mínimos brutos teniendo en cuenta las diferencias en los niveles de precios al aplicar paridades de poder adquisitivo (PPA) al gasto en consumo final de los hogares (GCFH). Como era de esperar, al hacer ajustes atendiendo a las diferencias de los niveles de precios se reduce la disparidad entre los países. Los países del primer grupo, con un salario mínimo relativamente bajo en euros, tienden a registrar niveles de precios más bajos y, por tanto, salarios mínimos relativamente más altos cuando se expresan en estándar de poder adquisitivo (EPA). Por otra parte, los países del tercer grupo, con salarios mínimos relativamente altos en euros, tienden a presentar niveles de precios más elevados y, por tanto, sus salarios mínimos expresados en EPA suelen ser más bajos. Este ajuste de los niveles de precios suaviza en parte las brechas existentes entre los tres grupos de países clasificados según sus salarios mínimos en euros. Las diferencias entre los salarios mínimos de los Estados miembros de la UE se redujeron de una relación de 1:9 en EUR a una relación de 1:4 en EPA. Entre los Estados miembros de la UE, los salarios mínimos mensuales oscilaban entre 445 EPA en Rumanía y 1 597 EPA en Luxemburgo.

Además de reducir la variación entre los salarios mínimos más altos y más bajos, la conversión de EUR a EPA cambia el orden de la clasificación de los países. Las principales diferencias entre los salarios mínimos en EUR y en EPA se observaron en Hungría, Alemania, Turquía, Irlanda, el Reino Unido, Estonia, Letonia, Bélgica, Francia, España, Portugal, Rumanía y la Antigua República Yugoslava de Macedonia (cada uno de ellos experimentó un cambio de al menos dos posiciones en la clasificación). Grecia, Lituania y Polonia cambiaron su lugar en una sola posición. La mayoría de los países permanecieron en el mismo grupo al analizar los gráficos 1 y 2. Las excepciones incluyen Montenegro (datos de julio de 2015), Lituania, Hungría, la República Checa, Letonia, Eslovaquia, Estonia, Croacia y Polonia: todos ellos pasaron del primer grupo (salarios mínimos relativamente bajos) al segundo grupo (un nivel intermedio de salarios mínimos).

Nivel de los salarios mínimos en relación con la media de ingresos mensuales brutos

En 2014, el nivel del salario mínimo bruto en los Estados miembros de la UE osciló entre el 33 % y algo más del 50 % del promedio de los ingresos mensuales brutos en el caso de quienes trabajan en la industria, la construcción o los servicios (se excluyen las actividades de los hogares como empleadores y las de organizaciones y organismos extraterritoriales), según consta en la NACE rev. 2 secciones B-S — véase el gráfico 3.

El nivel más alto de salarios mínimos en relación con el valor medio de la media de ingresos mensuales brutos se registró en Eslovenia (51,3 %), Grecia (50,1 %, 2011) y Turquía (50,0 %, 2010). Entre los puestos finales de la clasificación, en los Estados Unidos (datos de 2013), la República Checa y España se registró un nivel de salarios mínimos inferior al 35 % de la media de ingresos mensuales brutos.

Proporción de trabajadores que perciben el salario mínimo

La proporción de asalariados que perciben el salario mínimo puede variar considerablemente de un país a otro. Si se relacionan los microdatos de la última encuesta sobre la estructura de los salarios (EES), que se realiza cada cuatro años, con el nivel de salarios mínimos vigente en ese momento (octubre de 2010 para la última EES), es posible calcular una estimación de esta proporción (como se expone en el gráfico 4). A efectos comparativos, el alcance de la encuesta se ha limitado a los trabajadores a jornada completa de 21 años o más que trabajan en empresas con 10 empleados o más, excluyendo la administración pública, la defensa y el régimen obligatorio de seguridad social (NACE rev. 2 sección O). Asimismo, para calcular los ingresos mensuales en la edición de 2010 de la EES se excluyeron los ingresos relacionados con las horas extras y el trabajo por turnos.

La proporción de empleados que perciben menos del 105 % del salario mínimo nacional fue de más del 9,0 % en ocho Estados miembros de la UE que tienen establecido un salario mínimo, a saber: Eslovenia (19,2 %), Lituania (13,7 %), Letonia (11,8 %), Luxemburgo (10,2 %), Polonia (9,9 %), Francia, Irlanda y Croacia (todos con 9,2 %). España (0,2 %) registró la proporción más baja de empleados con una remuneración inferior al 105 % del salario mínimo nacional, mientras que la proporción de asalariados de los otros once Estados miembros de la UE que percibían menos de la citada cantidad osciló entre el 2,0 % y el 4,7 %.

Fuentes y disponibilidad de datos

Salarios mínimos nacionales mensuales

Las estadísticas sobre salarios mínimos publicadas por Eurostat se refieren a salarios mínimos nacionales mensuales. Los datos publicados se corresponden con los salarios mínimos aplicados con fecha 1 de enero y 1 de julio de cada año. El salario mínimo nacional básico se fija como importe por hora, semana o mes, y se aplica por ley (por el gobierno), normalmente previa consulta con los interlocutores sociales, o bien directamente mediante un convenio intersectorial nacional. El salario mínimo nacional suele aplicarse a todos los trabajadores por cuenta ajena del país, o al menos a una gran mayoría de ellos; la información se facilita en importes brutos. Un conjunto completo de la información específica por país sobre los salarios mínimos nacionales está disponible en un anexo como parte de los metadatos.

Para los países cuyo salario mínimo nacional no se fija en términos brutos, el valor neto se incrementa para incluir los impuestos aplicables. Es el caso de Montenegro y Serbia.

En el caso de los países en los que el salario mínimo nacional no se fija por mes (se establece, por ejemplo, por horas o semanas), el nivel de salario mínimo se convierte en salario mensual mediante la aplicación de los factores de conversión suministrados por los países afectados:

Alemania: (salario por hora x 40 horas x 52 semanas) / 12 meses;

Irlanda: (salario por hora x 39 horas x 52 semanas) / 12 meses;

Francia: datos de enero de 1999 a enero de 2005: (salario por hora x 39 horas x 52 semanas) / 12 meses; datos a partir de julio de 2005 (salario por hora x 35 horas x 52 semanas) / 12 meses;

Malta: (salario semanal x 52 semanas) / 12 meses;

Reino Unido: (salario por hora x media de las horas básicas retribuidas por semana a los asalariados a tiempo completo en todos los sectores x 52,18 semanas) / 12 meses;

Estados Unidos: (salario por hora x 40 horas x 52 semanas) / 12 meses.

En Serbia el salario neto mínimo se fija por horas. Se aplica la siguiente conversión: (salario neto por hora x 40 horas x 52,2 semanas) / 12 meses. A continuación, este valor se incrementa para incluir los impuestos aplicables.

Además, cuando el salario mínimo se paga en más de doce mensualidades al año (como en Grecia, España y Portugal, donde se pagan catorce), los datos se han ajustado para tener en cuenta estas pagas.

Los datos sobre salarios mínimos nacionales se comunican a Eurostat en la moneda nacional. Cuando los países no pertenecen a la zona del euro, los salarios mínimos en moneda nacional se convierten a euros aplicando el tipo de cambio registrado al final del mes anterior (por ejemplo, para calcular los salarios mínimos en euros a partir del 1 de enero de 2016 se utilizó el tipo de cambio existente a finales de diciembre de 2015).

Para eliminar el efecto de las diferencias entre los niveles de precios de los países se usan tipos de conversión especiales, las llamadas paridades del poder adquisitivo (PPA). Las PPA para el gasto en consumo final de los hogares en cada país se utilizan para convertir los salarios mínimos mensuales expresados en euros o en las monedas nacionales en una unidad común artificial denominada estándar de poder adquisitivo (EPA). Si en el momento de la conversión no existen PPA para el último período de referencia, se utilizan las del año anterior y las series se actualizan cuando las PPA más recientes están disponibles.

Países no incluidos en las estadísticas sobre los salarios mínimos

El 1 de enero de 2016, Austria, Chipre, Dinamarca, Finlandia, Italia y Suecia no tenían establecido un salario mínimo nacional, y este era también el caso de los países de la AELC: Islandia, Noruega y Suiza. En Chipre, el salario mínimo lo establece el gobierno para ocupaciones concretas. En cambio, en Austria, Dinamarca, Finlandia, Italia y Suecia el salario mínimo se establece mediante convenios colectivos para varios sectores específicos, y lo mismo sucede en Islandia, Noruega y Suiza.

Media de ingresos mensuales

Los datos sobre los ingresos mensuales brutos se refieren a la retribución en metálico establecida antes de deducir los impuestos y las cotizaciones a la seguridad social a cargo de los asalariados y que retiene el empleador, y se limitan a los ingresos brutos que se abonan en cada período de paga. Estos datos se corresponden en general con los de la NACE rev. 2, secciones B-S (industria, construcción y servicios, salvo las actividades de los hogares como empleadores y las de organizaciones y organismos extraterritoriales), y se refieren a los trabajadores a jornada completa que trabajan en empresas de cualquier tamaño. La cobertura de actividades específicas por país para los salarios mínimos nacionales en proporción a los ingresos mensuales medios está disponible en un anexo que forma parte de los metadatos.

Contexto

Algunos Estados miembros fundadores de la UE llevan mucho tiempo garantizando el salario mínimo nacional a los trabajadores peor pagados de la población activa. En cambio, otros, como Alemania, Irlanda, el Reino Unido y muchos de los que se adhirieron a la UE en 2004 o más tarde, han adoptado una legislación relativa al salario mínimo hace poco tiempo, y seis Estados miembros de la EU-28 no disponían de ningún salario mínimo nacional a 1 de enero de 2016.

En los últimos años se ha observado una pauta de aumento salarial relativamente baja (moderación salarial) en la mayoría de los países europeos, y muchos grupos que representan a los trabajadores han denunciado una reducción del poder adquisitivo y del nivel de vida en general. Algunos políticos, representantes de los trabajadores, grupos de presión y comentaristas promueven la idea de un «salario mínimo europeo», o de que todos los Estados miembros de la UE tengan un salario mínimo nacional establecido.

El salario mínimo nacional no cambia necesariamente todos los años, y su ajuste no siempre tiene como resultado un aumento: por ejemplo, en Grecia, el salario mínimo disminuyó en 2012 a raíz de las medidas de austeridad aplicadas por el gobierno; ese mismo año se suspendió el convenio colectivo nacional y actualmente el salario mínimo nacional se fija por decisión gubernamental.

Véase también

Más información de Eurostat

Publicaciones

Tablas principales

Los salarios mínimos (tps00155)

Base de datos

Los salarios mínimos (earn_minw)
Los salarios mínimos mensuales - datos semestrales (earn_mw_cur)
Salario mínimo mensual en proporción a los ingresos mensuales medios (%) - NACE rev. 2 (a partir de 2008) (earn_mw_avgr2)
Salario mínimo mensual en proporción a los ingresos mensuales medios (%) - NACE rev. 1.1 (1999-2009) (earn_mw_avgr1)

Sección especializada

Metodología/Metadatos

Fuente de los datos de los gráficos (MS Excel)

Enlaces externos