Estadísticas sobre vivienda

Datos recogidos en febrero de 2017. Datos más recientes: Más información de Eurostat, Tablas principales y Base de datos. Fecha prevista para la actualización del artículo: Mayo de 2018.
Gráfico 1: Distribución de la población por tipo de vivienda, 2015
(% de la población)
Fuente: Eurostat (ilc_lvho01)
Gráfico 2: Distribución de la población por régimen de tenencia, 2015
(% de la población)
Fuente: Eurostat (ilc_lvho02)
Gráfico 3: Tasa de hacinamiento, 2015
(% de la población especificada)
Fuente: Eurostat (ilc_lvho05a)
Gráfico 4: Privación de vivienda grave, 2014 y 2015
(% de la población)
Fuente: Eurostat (ilc_mdho06a)
Tabla 1: Tasa de sobrecoste de la vivienda por régimen de tenencia, 2015
(% de la población)
Fuente: Eurostat (ilc_lvho07c) y (ilc_lvho07a)

Este artículo presenta una visión general de las estadísticas recientes sobre la vivienda en la Unión Europea (UE), en tres de los países de la AELC y en Serbia, y se centra en los tipos de vivienda, su régimen de tenencia (propiedad frente a alquiler), su calidad y su asequibilidad.

Una vivienda digna, a un precio asequible y en un entorno seguro constituye una necesidad y un derecho de carácter fundamental. Garantizar que se cubra esta necesidad, con su potencial para aliviar la pobreza y la exclusión social, constituye todavía un reto considerable en algunos países europeos.

Principales resultados estadísticos

Tipo de vivienda

En 2015 más de 4 de cada 10 personas (42,0 %) de la EU-28 vivían en pisos, cerca de una cuarta parte (24,1 %) lo hacía en casas adosadas y una tercera parte (33,3 %) en viviendas unifamiliares aisladas (véase el gráfico 1). Entre los Estados miembros de la UE, la proporción más alta de personas que viven en pisos se registró en España (65,9 %), Letonia (65,0 %) y Estonia (62,6 %), mientras que la mayor proporción de personas que viven en casas adosadas se registró en los Países Bajos, el Reino Unido (ambos 59,9 %) e Irlanda (51,6 %); estos eran los únicos Estados miembros en los que más de la mitad de la población vive en una casa adosada. El porcentaje de personas que residen en casas aisladas alcanzó su cota más alta en Croacia (73,4 %), Eslovenia (65,1 %), Hungría (62,1 %) y Rumanía (60,1 %); Serbia (66,1 %) y Noruega (61,2 %) también comunicaron que más de seis de cada diez personas de su población viven en casas aisladas.

Régimen de tenencia

En 2015, más de una cuarta parte (26,9 %) de la población de la EU-28 vivía en una vivienda propia con un préstamo o una hipoteca pendiente de pago, mientras que más de dos quintos (42,5 %) de la población lo hacía en una vivienda propia sin préstamo ni hipoteca. Así, siete de cada diez (69,4 %) personas de la EU-28 vivía en viviendas propias, mientras que el 19,7 % alquilaban sus viviendas a precio de mercado y el 10,9 % alquilaban sus viviendas en alquiler protegido o alojamiento gratuito.

En 2015 más de la mitad de la población de cada Estado miembro de la UE (véase el gráfico 2) residía en una vivienda ocupada por sus propietarios; los porcentajes van desde el 51,8 % en Alemania al 96,5 % en Rumanía. Así, ninguno de los Estados miembros de la UE registró una cuota de arrendatarios que fuera más elevada que la de personas que residían en viviendas de su propiedad. Por el contrario, en Suiza (datos de 2014), el porcentaje de personas que residían en viviendas de alquiler superó a las alojadas en viviendas ocupadas por sus propietarios, ya que el 55,5 % de la población eran arrendatarios. En Suecia (63,4 %) y los Países Bajos (60,1 %) más de la mitad de la población vivía en una vivienda de su propiedad con un préstamo o una hipoteca pendiente de pago; este fue también el caso de Islandia (62,8 %) y Noruega (61,9 %).

En 2015, el porcentaje de personas que residían en viviendas de alquiler a precio de mercado era inferior al 10,0 % en once Estados miembros de la UE. Por el contrario, cerca de dos quintos de la población de Alemania (39,9 %) y Dinamarca (37,3 %) residía en viviendas de alquiler a precio de mercado, al igual que casi una tercera parte de la población de los Países Bajos (31,7 %), Austria (29,6 %) y Suecia (29,1 %) y un poco más de una quinta parte en Luxemburgo (21,7 %). La proporción de la población que residía en viviendas de alquiler a precio de mercado fue aun superior en Suiza, donde alcanzó el 49,2 % (datos de 2014). La proporción de la población que residía en viviendas de alquiler protegido u ocupaba una vivienda gratuita fue inferior al 20,0 % en todos los Estados miembros de la UE y en los seis países no miembros para los que se muestran datos.

Calidad de la vivienda

Una de las dimensiones clave para evaluar la calidad de la vivienda es la disponibilidad de espacio suficiente en esta. La tasa de hacinamiento indica la proporción de personas que habita viviendas sobreocupadas en función del número de habitaciones disponibles en la vivienda, el tamaño de esta y la edad y la situación familiar de sus ocupantes.

En 2015, el 16,7 % de la población de la EU-28 residía en viviendas sobreocupadas (véase el gráfico 3). Las tasas de hacinamiento más altas en los Estados miembros de la UE se registraron en Rumanía (49,7 %) y Polonia (43,4 %); por otro lado, en Serbia (53,4 %) y la Antigua República Yugoslava de Macedonia (51,1 %), se registraron tasas superiores al 50 %; ando también en Turquía (45,9 %, datos de 2013) se registró una tasa de hacinamiento relativamente alta. Por el contrario, Chipre (1,4 %), Bélgica (1,6 %), los Países Bajos (3,3 %), Irlanda (3,4 %) y Malta (3,5 %) registraron las tasas de hacinamiento más bajas , mientras que otros siete Estados miembros de la UE, así como Noruega, Suiza (datos de 2014) e Islandia notificaron que menos del 10,0 % de sus respectivas poblaciones residía en viviendas sobreocupadas.

Entre 2014 y 2015, no se produjo ninguna variación en la proporción de población que residía en viviendas sobreocupadas en la EU-28. El mayor incremento entre los Estados miembros de la UE se registró en Letonia, donde su porcentaje aumentó en 1,6 puntos porcentuales, mientras que en Suecia, Grecia e Italia la proporción también aumentó más de 0,5 puntos porcentuales. Por el contrario, la tasa de hacinamiento se redujo en 17 de los Estados miembros de la UE. Las reducciones comprendidas entre 2014 y 2015 fueron superiores a 1,0 puntos porcentuales en Eslovenia, la República Checa, Bulgaria y Lituania. Por lo que se refiere a la población en riesgo de pobreza (es decir, las personas que viven en hogares con una renta disponible equivalente por persona inferior al 60 % de la mediana nacional), la tasa de hacinamiento de la EU-28 en 2015 fue del 29,5 %, aproximadamente 12,8 puntos porcentuales por encima de la tasa del conjunto de la población. Las tasas de hacinamiento más altas entre la población en riesgo de pobreza se registraron en Hungría (62,0 %), Rumanía (61,7 %), Polonia (59,7 %) y Eslovaquia (57,6 %); Turquía (72,9 %, datos de 2013), la Antigua República Yugoslava de Macedonia (68,1 %) y Serbia (63,6 %) registraron asimismo altas tasas de hacinamiento entre la población en riesgo de pobreza. En el otro extremo de la escala, las tasas de hacinamiento de las personas en riesgo de pobreza más bajas se registraron en Chipre (3,5 %), Irlanda (6,0 %), Bélgica (6,5 %) y Malta (7,7 %); estos fueron los únicos Estados miembros de la UE que comunicaron que menos de una de cada diez personas en riesgo de pobreza vivía en condiciones de hacinamiento (véase el gráfico 3).

Además del hacinamiento, se han tenido en cuenta otros elementos relacionados con la privación de vivienda (como la falta de baño o aseo, la presencia de goteras o la falta de luz), con objeto de elaborar un indicador más completo de la calidad de las viviendas. La tasa de privación de vivienda grave se define como la proporción de personas que residen en viviendas consideradas sobreocupadas que, además, presentan al menos uno de los elementos de privación de vivienda mencionados.

En 2015, en el conjunto de la EU-28, el 4,9 % de la población sufría de privación de vivienda grave (véase el gráfico 4). En cuatro Estados miembros de la UE, más de una de cada diez personas sufrió una privación de vivienda grave en 2015: Bulgaria registró una tasa de 11,4 %; la proporción alcanzó el 15,5 % tanto en Hungría como en Letonia y afectó a casi una de cada cinco personas (19,8 %) en Rumanía. Por el contrario, un 1,0 % o menos de la población de los Países Bajos, Bélgica, Finlandia y Chipre sufrió privación de vivienda grave en 2015.

El porcentaje total de personas afectadas por la privación de vivienda grave en la EU-28 disminuyó marginalmente entre 2014 y 2015 (menos de 0,1 puntos porcentuales). Los mayores incrementos de la proporción de población que experimentó privación de vivienda grave en estos años se registraron en Polonia y Grecia, ambos hasta 0,7 puntos porcentuales entre 2014 y 2015. Las mayores reducciones se registraron en Hungría, Bulgaria, los Estados Bálticos y Chipre, donde la tasa de privación de vivienda grave se redujo en al menos 1,0 puntos porcentuales.

Asequibilidad de la vivienda

En 2015, un 11,3 % de la población de la EU-28 vivía en hogares que destinaban, al menos, el 40 % de su renta disponible equivalente a la vivienda (véase la tabla 1). La proporción de la población con unos costes en vivienda que superaban el 40 % de su renta disponible equivalente alcanzó el nivel más alto en el caso de los arrendatarios con alquileres a precios de mercado (27,0 %) y el más bajo en el de las personas que residían en una vivienda de su propiedad, libre de préstamos o hipotecas (6,7 %).

La media de la EU-28 encubre diferencias importantes entre los Estados miembros de la UE: en un extremo hubo una serie de países en los que una proporción relativamente reducida de la población vivía en hogares con costes de vivienda superiores al 40 % de su renta disponible, como Malta (1,1 %), Chipre (3,9 %), Irlanda (4,6 %) y Finlandia (4,9 %). En el otro extremo, un poco más de dos de cada cinco personas (40,9 %) en Grecia y casi una de cada seis en Rumanía (15,9 %), Alemania (15,6 %) y Dinamarca (15,1 %) gastó más del 40 % de su renta disponible equivalente en vivienda.

Fuentes y disponibilidad de datos

Los datos utilizados en el presente artículo proceden fundamentalmente de microdatos de las estadísticas de la UE sobre la renta y las condiciones de vida (EU-SILC). La población de referencia está constituida por todos los hogares privados y sus ocupantes residentes en el territorio de un Estado miembro de la UE en el momento de la recopilación de los datos. Las personas que viven en hogares colectivos y en instituciones se excluyen generalmente de la población objetivo. La población agregada de la EU-28 es una media ponderada por población de los diversos datos nacionales.

Contexto

La Unión Europea no posee competencias específicas en lo que respecta a la vivienda, sino que son los Gobiernos nacionales los que desarrollan sus propias políticas de vivienda. Sin embargo, muchos Estados miembros de la UE se enfrentan a desafíos similares, como la renovación de las viviendas existentes, la planificación y la limitación de la expansión urbana, el fomento del desarrollo sostenible, cómo ayudar a los jóvenes y los grupos desfavorecidos a entrar en el mercado de la vivienda, o la manera de fomentar la eficiencia energética entre los propietarios de viviendas.

Así, aspectos como la vivienda social, las personas sin hogar o la integración desempeñan un importante papel en el programa de política social de la UE. La Carta de los Derechos Fundamentales establece en su título IV, artículo 34, que «con el fin de combatir la exclusión social y la pobreza, la Unión reconoce y respeta el derecho a una ayuda social y a una ayuda de vivienda para garantizar una existencia digna a todos aquellos que no dispongan de recursos suficientes, según las modalidades establecidas por el Derecho de la Unión y las legislaciones y prácticas nacionales». En este contexto, el Consejo Europeo celebrado en Niza en 2000 llegó a un acuerdo sobre un conjunto de objetivos comunes para la estrategia de la UE contra la pobreza y la exclusión social, incluidos dos objetivos relacionados con la vivienda: el primero, «aplicar políticas que tengan por objetivo el acceso de todos a una vivienda digna y salubre, así como a los servicios esenciales necesarios, teniendo en cuenta el contexto local, y a una existencia normal en dicha vivienda (electricidad, agua, calefacción, etc.).» y el segundo, «aplicar políticas que tengan por objetivo evitar las crisis en las condiciones de vida que puedan conducir a situaciones de exclusión, especialmente en lo que se refiere a los casos de endeudamiento excesivo, exclusión escolar o pérdida de la vivienda». Este mandato se amplió en 2010, cuando la Plataforma Europea contra la Pobreza y la Exclusión Social [COM(2010) 758 final] estableció una serie de medidas para ayudar a reducir la población en riesgo de pobreza o exclusión social en al menos veinte millones de personas de aquí a 2020 (en comparación con las cifras de 2008); véase también el artículo sobre estadísticas sobre inclusión social.

Véase también

Más información de Eurostat

Publicaciones

Tablas principales

Renta y condiciones de vida (t_ilc), véase (en inglés)
Condiciones de vida (t_ilc_lv)
Condiciones de vivienda (t_ilc_lvho)
Tasa de hacinamiento (t_ilc_lvho_or)
Costes de la vivienda (t_ilc_lvho_hc)
Carencias materiales (t_ilc_md)
Privación de vivienda (t_ilc_mdho)

Base de datos

Renta y condiciones de vida (ilc), véase
Condiciones de vida (ilc_lv)
Condiciones de vivienda (ilc_lvho)
Tasa de hacinamiento (ilc_lvho_or)
Viviendas infraocupadas (ilc_lvho_uo)
Costes de la vivienda (ilc_lvho_hc)
Privación material (ilc_md)
privación en vivienda (ilc_mdho)

Sección especializada

Metodología/Metadatos

Fuente de los datos de las tablas y los gráficos (MS Excel)

Excel.jpg Estadísticas de vivienda: tablas y gráficos (en inglés)

Otra información

  • Reglamento (CE) n.º 1177/2003 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de junio de 2003, relativo a las estadísticas comunitarias sobre la renta y las condiciones de vida (EU-SILC)
  • Reglamento (CE) n.º 1553/2005 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 7 de septiembre de 2005, por el que se modifica el Reglamento (CE) n.º 1177/2003 relativo a las estadísticas comunitarias sobre la renta y las condiciones de vida (EU-SILC)
  • Reglamento (CE) n.º 1791/2006 del Consejo, de 20 de noviembre de 2006, por el que se adaptan determinados reglamentos y decisiones en los ámbitos de […] las estadísticas […] como consecuencia de la adhesión de Bulgaria y Rumanía
  • Reglamento n.º 1157/2010, de 9 de diciembre de 2010, por el que se aplica el Reglamento n.º 1177/2003 relativo a las estadísticas comunitarias sobre la renta y las condiciones de vida (EU-SILC) en lo referente a la lista correspondiente a 2012 de variables objetivo secundarias relativas a las condiciones de la vivienda

Enlaces externos