Recorrido de navegación

Reforzar la posición de Europa en el mundo
el presupuesto de política exterior para 2014-2020 permitirá a la Unión respetar sus compromisos y promover valores compartidos

Bruselas, 7 de diciembre de 2011 - La Comisión Europea ha adoptado hoy sendas propuestas presupuestarias relativas a sus instrumentos de política exterior para el periodo 2014-2020. Estas propuestas permitirán a la Unión asumir sus responsabilidades en la escena mundial en lo tocante a la lucha contra la pobreza y la promoción de la democracia, la paz, la estabilidad y la prosperidad. Los distintos instrumentos canalizarán la ayuda a los países en desarrollo, a los que forman parte de la política europea de vecindad y a los que se preparan para la adhesión a la UE. La Comisión tratará de focalizar sus recursos allí donde más se necesitan, garantizando así un mayor impacto y un mayor grado de flexibilidad para poder reaccionar rápidamente ante situaciones imprevistas. Con este presupuesto, la UE podrá reforzar además su papel en la escena mundial y promover sus valores e intereses.

Las propuestas presupuestarias apoyarán el nuevo enfoque de la Comisión —el «Programa para el cambio»— consistente en concentrar la ayuda de la UE en un número más reducido de sectores que respaldan la democracia, los derechos humanos y la buena gobernanza y generan un crecimiento sostenible e inclusivo.

Con el nuevo principio de «diferenciación», la UE asignará un mayor porcentaje de fondos allí donde la ayuda puede tener mayor incidencia: en las regiones y países que más la necesitan, en particular los Estados frágiles. Los países que puedan generar recursos suficientes para garantizar su propio desarrollo ya no recibirán subvenciones bilaterales y se beneficiarán de nuevas formas de asociación; seguirán recibiendo fondos a través de los programas temáticos y regionales. Este enfoque se complementará con diferentes modalidades innovadoras de cooperación, por ejemplo combinaciones de subvenciones y créditos.

Una de las grandes innovaciones y una herramienta fundamental de política exterior es el nuevo Instrumento de Asociación. Su objetivo será impulsar y fomentar los intereses de la UE y abordar los principales retos a escala mundial. También permitirá a la UE seguir sus planes más allá de la cooperación al desarrollo con los países industrializados, las economías emergentes, y los países en los que la UE tiene importantes intereses.

Antecedentes

Los textos adoptados hoy son las propuestas jurídicas relativas a la aplicación, en el ámbito de la acción exterior, del Marco Financiero Plurianual presentado por la Comisión el 29 de junio de 2011. El paquete engloba todos los instrumentos de ayuda exterior en el marco del presupuesto de la UE e incluye una Comunicación conjunta al Parlamento Europeo y al Consejo titulada «Una Europa global» y las propuestas legislativas relativas a nueve instrumentos geográficos y temáticos, acompañadas de un Reglamento de ejecución común.

El importe total propuesto para estos nueve instrumentos durante el periodo 2014-2020 es de 96 249,4 millones EUR (a precios corrientes).

Instrumento de Preadhesión (IPA):14 110 millones EUR
Instrumento Europeo de Vecindad (IEV):18 182 millones EUR
Instrumento de Cooperación al Desarrollo (ICD):23 295 millones EUR
Instrumento de Asociación (IA):1 131 millones EUR
Instrumento de Estabilidad (IE):2 829 millones EUR
Instrumento Europeo para la Democracia y los Derechos Humanos (IEDDH):1 578 millones EUR
Instrumento de Cooperación en materia de Seguridad Nuclear:631 millones EUR
Instrumento para Groenlandia:219 millones EUR
Fondo europeo de desarrollo (FED, fuera de presupuesto de la UE):34 276 millones EUR

El paquete se transmitirá al Parlamento Europeo y al Consejo y su adopción está prevista para 2012.

El enfoque «diferenciación»

La diferenciación se aplicará primero en los países cubiertos por el ICD y el IEV. En el marco del ICD se propone que diecisiete países de renta media-alta (Argentina, Brasil, Chile, China, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Kazajstán, Irán, Malasia, Maldivas, México, Panamá, Perú, Tailandia, Uruguay y Venezuela,) y dos grandes países de renta media-baja con un PIB superior al 1 % del PIB mundial (India e Indonesia) pasen a formar parte de nuevas asociaciones no basadas en la ayuda bilateral. En la actualidad, las economías emergentes, en particular China, Brasil y la India, se consideran más bien socios de la UE para hacer frente a los desafíos mundiales.

Instrumentos de Vecindad y Preadhesión

En el contexto del planteamiento renovado de la política europea de vecindad (PEV), el nuevo IEV prestará apoyo racionalizado a los mismos dieciséis países asociados1 que el anterior Instrumento Europeo de Vecindad y Asociación (IEVA). En consonancia con los principios de diferenciación y «más por más», el IEV apoyará el refuerzo de las relaciones con los países asociados y reportará beneficios tangibles tanto a la UE como a sus socios, en campos como la democracia y los derechos humanos, el Estado de Derecho, la buena gobernanza, el desarrollo económico y social sostenible y la integración económica progresiva en el mercado único de la UE.

La UE proseguirá su apoyo a los países de la ampliación2 a través de un nuevo Instrumento de Preadhesión (IPA), sobre la base de la experiencia positiva adquirida con el instrumento actual. El IPA ayudará a estos países a aplicar las estrategias de reforma global necesarias para prepararse de cara a la futura adhesión, haciendo especial hincapié en la cooperación regional, la aplicación de la legislación y las normas de la UE, la capacidad para gestionar las políticas interiores de la Unión en el momento de la adhesión y la obtención de ventajas socioeconómicas tangibles en los países beneficiarios. Se recurrirá más a menudo a fórmulas de financiación innovadoras creadas con las instituciones financieras internacionales, actuando los fondos de la UE como catalizador para imprimir un efecto multiplicador a la inversión en infraestructuras.

 

Última actualización: 17/02/2012 | Comienzo