Navigation path

El FSE en noticias

Propuesta de Reglamento del FSE 2014-2020

06/10/2011

La Comisión propone una serie de reglas para el próximo periodo de siete años del FSE

El 6 de octubre de 2011, la Comisión propuso las reglas que determinarán el funcionamiento del FSE durante el periodo 2014-2020. Esta propuesta forma parte de un paquete legislativo general que afectará a la futura política de cohesión de la Unión. El FSE seguirá prestando apoyo específico a las personas que necesitan ayuda para encontrar empleo o para progresar en su carrera profesional. Cada año, una media de 10 millones de personas se benefician en toda Europa de las acciones del FSE.

Invertir más en las personas

La Comisión es consciente de la importancia del capital humano como motor fundamental del crecimiento. En su propuesta, asigna al FSE una proporción mínima de los fondos asociados a la política de cohesión; en total, ese mínimo asciende a 84 000 millones de euros. La proporción procedente del FSE será de al menos el 25% en el caso de las regiones menos desarrolladas, el 40% en las de transición y el 52% en las más desarrolladas.

Los Estados miembros deberán concentrar la financiación del FSE en un número limitado de objetivos y prioridades de inversión, en línea con la estrategia Europa 2020, con el fin de aumentar el impacto y alcanzar una masa crítica.

Se hará un mayor énfasis en la lucha contra el desempleo juvenil, el apoyo al envejecimiento activo y las oportunidades para los individuos y grupos más desfavorecidos, como el pueblo gitano. La Comisión propone asignar una proporción mínima del 20% de los recursos del FSE a acciones de inclusión social, en comparación con la media del 13% existente hasta ahora. Asimismo, el FSE ayudará a los Estados miembros a modernizar sus mercados de trabajo y sus políticas sociales; por otro lado, ofrecerá un mayor apoyo a las acciones innovadoras y a la cooperación transnacional.

La Comisión se propone hacer grandes avances en la simplificación de la gestión del FSE, sobre todo en el caso de las ayudas de pequeña cuantía. Para ello se promoverán métodos más sencillos de reembolso de costes («opciones de costes simplificadas»), que incluso serán obligatorios en el caso de los proyectos pequeños.

Principales novedades en los fondos asociados a la política de cohesión de la UE

Todas las regiones de la UE seguirán recibiendo apoyo, con arreglo a tres categorías definidas:

  • Regiones menos desarrolladas, con un PIB per cápita inferior al 75% de la media de la Unión, que seguirán siendo la prioridad principal de la política.
  • Regiones de transición, con un PIB per cápita comprendido entre el 75% y el 90% de la media de la UE 27.
  • Regiones más desarrolladas, con un PIB per cápita superior al 90% de la media.

La segunda categoría –que cubre 51 regiones y una población de más de 72 millones de personas– facilita la transición de las regiones que han ganado competitividad en los últimos años pero que todavía necesitan un apoyo específico. Como reflejo del éxito de la política de cohesión se prevé que, para 2014, veinte regiones abandonen el actual objetivo de «convergencia» (regiones menos desarrolladas).

Los requisitos nacionales necesarios para cumplir los objetivos de Europa 2020 se establecerán en los contratos de asociación, firmados entre la Comisión y los Estados miembros. Las inversiones del FSE estarán plenamente alineadas con los objetivos de Europa 2020 y sus compromisos en materia de empleo, educación y reducción de la pobreza.

El Marco Estratégico Común, que recoge las prioridades fundamentales de la UE, se aplicará a todos los fondos, incluidos los de desarrollo rural y pesca. Los Estados miembros podrán combinar el FEDER, el FSE y el Fondo de Cohesión en programas «multifondo» para mejorar la coordinación sobre el terreno (y facilitar el desarrollo integrado).

Se introducirán nuevas condiciones que garanticen que los fondos de la UE contribuyen efectivamente a alcanzar los objetivos de Europa 2020. Antes de desembolsar los fondos será preciso que se cumplan algunos requisitos previos (por ejemplo, un funcionamiento adecuado de los sistemas de contratación pública).

Próximos pasos

Estas propuestas serán ahora examinadas por el Consejo y el Parlamento Europeo, con vistas a adoptarlas hacia finales de 2012, de modo que en 2014 se pueda poner en marcha una nueva generación de programas de cohesión.

Paralelamente, continuarán las negociaciones sobre el Marco Financiero Plurianual que regulará la totalidad del presupuesto de la UE.