Navigation path

Apoyo a las asociaciones locales

La experiencia ha demostrado que muchos de los problemas a los que se dirigen los proyectos del FSE son muy complejos. En estos casos, el FSE promueve las asociaciones entre organizaciones —incluso a escala de comunidades locales—, con el fin de generar la masa crítica necesaria para identificar y aplicar soluciones (por ejemplo, creando un mejor acceso a los servicios sanitarios).

La preparación y ejecución de proyectos y programas del FSE implica a muchos actores que no son solo instituciones nacionales y europeas, sino también autoridades regionales y locales, ONG, comunidades locales e interlocutores sociales (como sindicatos y organizaciones patronales).

  • El FSE promueve la creación de redes entre todas las partes interesadas a escala europea, nacional, regional y local, en materia de empleo e inclusión en el mercado laboral.
  • Asimismo, fomenta la inclusión de los interlocutores sociales y ONG en los proyectos del FSE, especialmente en los que tienen componentes de inclusión social, igualdad de género e igualdad de oportunidades.

El apoyo del desarrollo local dirigido por la comunidad (CLLD) es un enfoque ascendente que reconoce que las personas y los grupos locales, especialmente los que se encuentran en comunidades relativamente aisladas, son quienes conocen mejor los problemas locales y,  además, tienen un mayor sentimiento de pertenencia y compromiso con el éxito de los proyectos. Conjuntamente con otros fondos, como el Fondo Europeo de Desarrollo Regional que financia infraestructuras, el FSE puede apoyar los aspectos de empleo e inclusión social de las estrategias de desarrollo dirigidas por la comunidad.

  • El apoyo del FSE puede abordar cuestiones tales como la mejora del acceso a los servicios públicos y sanitarios, actuar para reducir la tasa de abandono escolar en los centros de enseñanza locales y fomentar el espíritu empresarial entre los colectivos locales para dar respuestas a las necesidades existentes.
  • Los proyectos del FSE también pueden ayudar a los socios de la comunidad a construir la capacidad necesaria para elaborar y poner en práctica una estrategia de desarrollo local basada en necesidades identificadas y para encontrar fuentes de financiación. Este apoyo puede conllevar formación para los participantes, así como asesoramiento externo.